El pasado 13 de agosto se producían en el puerto de Tianjin grandes explosiones que han ocasionado la muerte de al menos 114 personas, mientras que 70 se encuentran desaparecidas. Durante los últimos días las autoridades chinas han tratado de controlar la información sobre la tragedia de Tianjin, aunque informaciones no oficiales se han ido filtrando poco a poco, unas informaciones que el Gobierno de China trata de cortar de raíz. Pero, ¿qué pasó exactamente en este importante puerto del gigante asiático?

700 toneladas de cianuro de sodio había en el almacén de Tianjin

Inicialmente se generó un incendio en un almacén de la empresa Rui Hai International al que acudieron decenas de bomberos para apagarlo.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, en este almacén había sustancias químicas peligrosas, algo que los bomberos no parecían saber ya que no tomaron las precauciones necesarias, o al menos no sabían que las había en las cantidades en que realmente se encontraban. Se cree que una mezcla de sustancias pudo generar las fuertes explosiones. Entre las sustancias presentes en el lugar de la explosión destacan el carburo de calcio, el nitrato potásico y el nitrato de amonio.

Además, en el almacén de Rui Hai se han encontrado con varios centenares de toneladas de cianuro de sodio, según ha informado el teniente de alcalde de Tianjin que ha colocado la cantidad de esa sustancia en 700 toneladas. También hay al menos 1800 contenedores con productos tóxicos. El cianuro de sodio es un producto altamente dañino que puede inhibir la entrada de oxígeno en las células, actuando por tanto en la respiración celular.

Anuncios

Pero con este dato aparecen más preguntas, ¿tenía la empresa Rui Hai permiso para almacenar esta cantidad de sustancias peligrosas? ¿por qué había un almacén con tal cantidad de productos químicos peligrosos a apenas 500 metros de complejos residenciales? Las autoridades por el momento han anunciado el comienzo de investigaciones judiciales para determinar si hubo negligencias.

No obstante, la indignación se ha extendido por la ciudad ante la opacidad de las autoridades chinas durante estos últimos días y que han obligado a que el primer ministro se acerque a Tianjin. Familiares de desaparecidos han protestado frente a funcionarios y otras autoridades responsables de la gestión de la tragedia de Tianjin mientras se ha ordenado la evacuación en un radio de 3 kilómetros por la posibilidad de contaminación química. A la ciudad han llegado también unos 2000 efectivos militares para ayudar a descontaminar la zona y buscar restos peligrosos que pudieron salir despedidos con las explosiones. #Crisis