Muere Manuel Contreras Sepúlveda, el ex - general del ejercito chileno y director de la temida Policía Política de la dictadura de Augusto Pinochet murió este viernes 07/08/2015 a los 85 años mientras cumplía una condena casi perpetua de más de 500 años de prisión.

Golpe Militar de 1973;

Tras el Golpe militar dado en 1973 por el General Augusto Pinochet con el cual derrocó el #Gobierno chileno del entonces presidente de la República Salvador Allende, Contreras encabezó la agencia de espionaje Dina convirtiéndose entonces en la segunda persona más importante y poderosa de Chile, su poderío término cuando cayó el régimen de Pinochet.

Anuncios
Anuncios

Murió en el Hospital Militar de Santiago de Chile cerca de las 22:30 del Viernes y aunque por lo general la muerte es una triste despedida, en el caso de Contreras fue motivo de alegría para muchos, una alegría sin sabor para los familiares de los cientos de desaparecidos políticos, muertos y torturados que sufrieron la inhumanidad de éste señor.

Contreras cumplía 40 condenas que sumaban 520 años de prisión por delitos como secuestros, homicidios, asociación ilícita y apremios ilegítimos y aun tenía 59 procesos pendientes, los cuales se encontraban en proceso para el momento de su muerte.

El entonces Coronel, en el año 1974 fue el creador de de Dina, Dirección de Inteligencia Nacional, sólo con el fin de perseguir a los disidentes, ordenar detenciones ilegítimas, torturar y realizar ejecuciones, convirtiendo los crímenes en un asunto de política de Estado.

Anuncios

Sin embargo, en sus declaraciones siempre afirmó que estaba prohibido hacer cualquier tipo de tortura en las cárceles.

Más de 40.018 víctimas, donde se incluyen más de 3.000 opositores muertos, de los cuales muchos continúan desaparecidos.

Testigos afirman que aunque la Dina fue conformada formalmente en el año 1974, ya Contreras venia trabajando y manejaba información de inteligencia sobre opositores políticos incluso desde antes del golpe de Estado.

El poder de Contreras inició su caída a raíz de las presiones de Estados Unidos tras la muerte del canciller Orlando Letelier en 1976 y su secretaria estadounidense, cuando las pruebas de su participación fueron irrefutables. A pesar de ello y de los terribles crímenes que cometió siempre afirmó que nunca iría a prisión, con su sonrisa sarcástica y altivez. En esta oportunidad la justicia humana no falló y finalmente Contreras muere a los 85 años de edad en la cárcel como se merecía. #Corrupción