La cadena Fox, conocida por su tendencia ultraconservadora y también por producir y emitir la magnífica serie “Los Simpson”, ha organizado el primer debate entre los diez candidatos republicanos con mejor situación en las encuestas.

Y lo que menos podíamos esperar es que a Donald Trump, que desde que salieron a la luz sus propuestas antiinmigración, sobre todo mexicana, llamando violadores a todos ellos sin rubor, y que le valieron el boicot del país vecino a Miss Universo al organizarlo él, sube en las encuestas como la espuma, ahora tenga otros colegas de su partido, también candidatos a la Casa Blanca, que hayan decidido imitarle a ver quién la dice más gorda en cuanto a xenofobia.

Anuncios
Anuncios

Ese es Marco Rubio, un senador de familia con origen cubano, de la Florida repleta de cubanos exiliados del castrismo, que es parte del famoso Movimiento ultraconservador del Tea Party, y ha pedido lo mismo que Trump: un muro entre EEUU y México que los separe y que evite la llegada de inmigrantes al país.

Se les unió Jeb Bush, cuya familia no necesita presentación, hablando de “ciudades santuario” que deben desaparecer, donde según él no se puede expulsar a los inmigrantes “por que protegen de la deportación a inmigrantes indocumentados” y donde dice que la gente se muere. Asimismo, dijo estar en contra de concederles la amnistía en estos casos.

Pero Trump, desde hace tiempo, va sobrado, y a medida que sube en las encuestas, baja su nivel en educación, no sólo hacía las mujeres, empezando por la mujer que formaba parte de los periodistas presentadores del debate, sino por cómo trataba a sus rivales candidatos del partido (Rand Paul, que sufre sordera y lleva audífonos, aguantó algún chiste a costa de ello por parte del millonario).

Anuncios

Otros temas que los candidatos trataron son los habituales en los republicanos, según lo resumía Antoni Bassas en el diario Ara: ninguna referencia al cambio climático y postura común en contra del aborto. Y acaba diciendo: “Ninguno de ellos pareció más listo que Hillary Clinton. Claro que después de ocho años de Obama y con el paro al 5,3 %, los americanos quizás querrán uno menos listo pero que prometa bajada de impuestos”.

Otros medios destacaban que Trump acusaba a la Prensa de “distorsionar” sus palabras sobre la #Inmigración ya comentadas, atacó groseramente a la mujer que formaba parte del trío de periodistas que presentó el debate e incluso acusó a la propia cadena Fox de ir en contra de él todo el tiempo, por el tipo de preguntas de ellos que escuchó. Incluso le siguen creando problemas sus comentarios machistas, uno tras otro. #Estados Unidos #Elecciones