El tema de la #Inmigración ha sido un dolor de cabeza para los alemanes en los últimos meses. El creciente flujo de demandantes de asilo así como la posible necesidad de una nueva ley de inmigración está generando en Alemania un debate político notable de intensidad y de final tan incierto como el futuro de quienes viene huyendo de los problemas de los paises buscando asilo. Las diferentes oleadas de inmigrantes en el país ha traído ciertos auges de violencia xenófoba e incluso la reaparición mediática del grupo anti-inmigración de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente. (Pegida, sus siglas en alemán).

En la primera mitad del año se registraron 202 ataques xenófobos en contra de los refugiados en Alemania, lo que parece indicar que se doblarán el número de ataques registrados respecto al año pasado que sumaron la cantidad de 2013.

Anuncios
Anuncios

Ha habído diferentes ataques a casas de refugiados y protestas como la protesta que acabó en disturbios por parte del partido nacional democrático de Alemania criticando la llegada de 800 refugiados al este de Alemania.

Se espera que las cifras de refugiados doble las cifras del año pasado llegando a 450.000 personas. Algunos expertos dicen que el comportamiento de las personas es parte del proceso de adaptación de Alemania a la realidad migratoria que los abruma actualmente. Debido a esto abundan personas que se han manifestado a favor o en contra de la aprobación de la nueva ley de inmigración.

Diferentes uniones están a favor de la ley como el partido socialdemócrata o la unión cristiano demócrata mas existen algunos como la Unión Socialcristiana de Baviera que está totalmente en contra de este proyecto.

Este debate acaba de comenzar, se dice que si Alemania quiere seguir siendo un país de inmigración, debe hacer que esta inmigración se vuelta positiva y contribuya al desarrollo del país.

Anuncios

El proceso de inclusión de los inmigrantes es un proceso largo; es una realidad que muchas personas creen que los inmigrantes son solamente personas que buscan huir de su miseria y no quieren trabajar o progresar cuando en muchos casos la realidad es totalmente distinta.  Algunos casos de migración resultan tener un registro de solicitud de asilo desde hace mucho tiempo y aún no se resuelve, mas siguen disfrutando de las ayudas sociales a pesar de ser pocas. Alemania ha destinado grandes fondos a asuntos de inmigración y parece que próximamente seguirá invirtiendo en este ámbito.