Japón conmemora el 70 aniversario de su rendición para poner fin a la Segunda Guerra Mundial. Y los niños salen a las calles con palomas para liberarlas dejándolas volar como símbolo de paz. Con este acto se quiere homenajear a los muertos de guerra.

Se ha hecho on un minuto de silencio en un evento conmemorativo en el que también ha asistido el emperador. asistieron el emperador Akihito y ha tenido lugar en el controvertido Santuario Yasukuni. Akihito ha dicho ante 5000 familiares de las víctimas del conflicto que han asistido a la ceremonia, que se siente un "profundo remordimiento" por la guerra. El discurso lo ha hecho en el hall del Nippon Budokan junto a su esposa la emperatriz Michiko, en Tokio.

Anuncios
Anuncios

El primer ministro Shinzo Abe también dejó expreso su sentimiento de rechazo a la guerra y dolor: "Al reflexionar sobre nuestro pasado y teniendo en cuenta los sentimientos de profundo remordimiento durante la última guerra, yo sinceramente espero que no se repetirán los estragos de la guerra", además añadió que no deberían emplear la fuerza nunca más para resolver conflictos internacionales.

Al conmemorar el 70 aniversario del final de la guerra quieren comprometerse a no volver a cometer los mismos horrores de la guerra y construir un futuro mejor para el país tanto para las generaciones de hoy en día como de las que están por venir. 

El minuto de silencio se ha hecho justo a la misma hora en la que el emperador Hirohito, el padre del actual emperador, dijo por la radio en 1945 al pueblo japonés "soportar lo insoportable y aceptar la derrota de la nación".

Anuncios

El acto se ha realizado en el polémico Santuario Yasukuni Shrine que se ha llenado de flores para el acto, cosa que no ha sido del agrado de muchos de los participantes de la celebración. El problema es que el Santuario Yasukuni ha sido "robado" por aquellos que quieren politizar la historia del país."Tenemos que tener un orgullo nacional sano, responsable, que también acepte las culpas del pasado", dijo el ministro. "Pero Yasukuni se ha convertido en un lugar político donde la propaganda es más importante que el pasado." #Gobierno