Los haitianos escogerán entre los 1800 candidatos registrados para las #Elecciones parlamentarias.

Haiti es un país sumamente pobre, además de haber tenido la mala suerte de que un terremoto hace más de 5 años los azotará, volcando su situación y dejando una gran cantidad de personas muertas, heridas y algunas hasta el día de hoy se encuentran sin hogar.

Las promesas políticas parecen no cumplirse, ya que el país sigue sumergido en la pobreza y no consigue superar su situación política totalmente inestable.

Estas elecciones parlamentarias han sido postergadas desde el año 2011 hasta este domingo 9 de agosto. El gran número de haitianos, 6 millones, tendrán la tarea de escoger entre 119 diputados, 20 senadores y más de 1.800 candidatos que se registraron en estos comicios; la estabilidad del país casi depende de ellos.

Anuncios
Anuncios

Este país ha tenido la desgracia de perder 250.000 personas, una cantidad similar de heridos, y millones de desplazados y refugiados; a pesar de haber pasado casi 5 años, la situación no esta totalmente solventada.

Más de la mitad de 10.000$ millones han sido gastados y aun así siguen viviendo miles de haitianos en campos de desplazados, con los servicios básicos y una calidad de vida sumamnete precaria. Es un problema sobre el que cualquier país debería tomar cartas en el asunto.

Sin corriente, sin agua, sin salud, sin escuelas pues así viven los haitianos en la actualidad. Inclusive algunos utilizan restos de sus inodoros para cultivar sus alimentos, como se registra en Cité Soleil, uno de los poblados más pobres de Haití. Los críticos de programas de ayuda que se desarrollan en Haití, han dicho que el país se ha acostumbrado y ha creado una cultura de dependencia hacia las ayudas internacionales y esto ha hecho que los sistemas de gobierno del país muestren tanta debilidad y que aún después de tantos años y ayudas aún se encuentre en tan precaria situación gran parte de la población.

Anuncios

Se han registrado ciertos esfuerzos de organizaciones nacionales y otros proyectos que simplemente no han tenido tanto éxito. Esperamos que los próximos candidatos que resulten triunfadores, tengan en cuenta que las prioridades de este país se encuentra entre la asignación de hogares a personas que se encuentran llevando una calidad de vida casi inaceptable. Esperemos que los comicios electorales se reflejen en consecuencias positivas para este país de pobres infraestructuras, políticas y economía débil.