Borgoña ha sido elegida la ciudad con el vino más caro del mundo.  Según la página web Winesearcher una botella de este vino borgoñés puede costar más de 15.000$. Un lujo para el paladar que se encuentra al alcance de muy pocas personas. 

Se trata de un Richebourg Grand Cru del año 1985. Fue creado por Henri Jayer, un enólogo ampliamente considerado un visionario en el negocio, que murió en 2006 a la edad de 84 años. Muy probablemente lo conozcáis por ser el creador del famoso Pinot Noir. Henri tenía 3.0 hectáreas de campo en las que creaba sus mejores vinos para entregárselos al mundo para que disfrute de su insuperable sabor.

Anuncios
Anuncios

Se podría decir que era el padre de los enólogos y es muy probable que lo siga siendo durante mucho tiempo.  

Por otro lado, la web WineSearcher fue fundada en Londres en 1999, y cada año elabora una lista con los 50 mejores de todo el mundo y también los más caros. Este año dio a conocer su lista este mes y ha tenido en cuenta cerca de 55.000 comerciantes de vino para poder realizar una lista precisa y exacta.  Un trabajo arduo, sin duda.

El análisis que se realiza contiene más de siete millones de vinos de todas las cosechas y épocas, y se lleva a cabo un promedio por botella.

Borgoña ocupa los tres primeros lugares de la lista, y la posición 40 de los 50. Todo un triunfo teniendo en cuenta la cantidad de "competidores" que hay en la lista. La posición 40 también es para Henri Jayer, con el Cros-Parantoux, Vosne-Romanée

El tercer lugar es para un Premier Cru, con un valor de 8.054€ la botella.

Anuncios

Y el segundo lugar lo ocupa un Romanee-Conti, uno de los vinos más famosos de la zona de Borgoña por su excelente y fino sabor y la botella ronda unos 12.141€.

Burdeos, a pesar de su prestigio a nivel mundial, cuenta con sólo dos puntos de la lista, ambos Pomerols: el Petrus y Le Pin.

Dos enólogos alemanes, Egon Müller y Joh. Jos. Prüm, cada uno tiene dos botellas en la lista, incluyendo el Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese demi-sec de Mueller con un valor de 6.046€ y que ocupa la cuarta posición.  

De hecho, casi todos los vinos de la lista son franceses. El único otro vino no francés es el Screaming Eagle Cabernet Sauvignon del bodeguero californiano Stanley Kroenke y que ha llegado a 14 lugar de la lista con un precio de 2.630€ . #Emprendedores #Empresas