Italia El Papa sigue sorprendiendo. En esta ocasión, a quienes lo vieron sentado en un banco como cualquier fiel presente en la misa.  

Sucedió el viernes próximo pasado, a las siete de la mañana, en la Basílica de San Pedro donde fue celebrada la ceremonia en el altar de San Pio X*, Pontífice recordado en la fiesta litúrgica del día, por parte de Monseñor Lucio Bonora. 

El Papa, según fuente del #Vaticano, fue temprano a orar frente al altar de San Pio X, pero da comienzo la misa y tenía pensado retirarse, sin embargo, prefirió quedarse y participar de la ceremonia sentándose en uno de los bancos del frente, como cualquier devoto.  

Llegado el momento de la comunión, Francisco, hizo cola con los demás fieles, respetando su lugar en la fila y a la espera de recibir la comunión impartida por Monseñor Bonora.

Anuncios
Anuncios

Al final de la celebración, el Papa le confesó al Arzobispo que había orado durante la misa, especialmente por los catequistas. Cabe recordar, que en Argentina San Pio X es, justamente el Santo Patrono de los catequistas. 

"Vine antes para orar. He celebrado la misa temprano y pensaba irme, pero después te vi -fueron las palabras del Santo Padre a Monseñor Bonora que trabaja en la Secretaria del Estado Vaticano, al final de la misa- que ibas a venir al altar para celebrar la eucaristía y decidí quedarme". "Te he dicho -continuó el Pontífice- que soy devoto de San Pio X"

*Giuseppe Melchiorre Sarto (San Pio X), fue el segundo de diez hijos del matrimonio de Giovanni Battista Sarto, de profesión cartero, y Margarita Sanson, costurera. Gente humilde pero que valoraba el estudio. 

Realizó sus estudios primarios en su ciudad natal, Treviso (Italia), continuando la enseñanza media para después, a través de una beca, proseguir con sus estudios en el seminario de Padua.

Anuncios

Una vez finalizado los estudios sacerdotales, cumplió diversas funciones como párroco y otras tareas inherentes a su cargo, hasta ser nombrado Cardenal en 1893. 

El 4 de agosto de 1903 fue elegido Papa, gobernando así la Iglesia Católica hasta el 20 de agosto de 1914, día en que fallece producto de un infarto a los 79 años.  En 1951 fue declarado beato y sus restos se trasladaron a la Basílica de San Pedro, donde los fieles pueden acercarse a orar. En 1954, fue canonizado por Pio XII.  En su epitafio se lee, "Su tiara estaba formada por tres coronas: pobreza, humildad y bondad" #Papa Francisco #Religión