El jugador de fútbol americano de color, Christian Taylor, de tan sólo 19 años murió tras un encuentro con la policía en un concesionario de automóviles en Dallas, Texas.

El FBI participará en la investigación sobre la muerte del jugador. Este universitario tejano y jugador de fútbol americano fue tiroteado por un oficial blanco cuando se produjo una llamada de robo en un concesionario de coches. Otro caso más de racismo policial.

Durante una conferencia de prensa el sábado por la noche, el jefe de policía de Arlington, Will Johnson dijo que un agente especial del FBI a cargo de la oficina de campo de Dallas tomaría parte de la investigación.

Anuncios
Anuncios

Hizo hincapié en que "de ninguna manera disminuye mi confianza en los agentes locales para llevar a cabo la investigación".

El oficial de Arlington, Brad Miller, fue traslado al departamento de administración después del tiroteo. La policía dice que el oficial nunca antes había disparado su arma en acto de servicio.

Taylor fue tiroteado dos días antes del aniversario del fusilamiento de Michael Brown en Ferguson, Missouri. Otro joven deasarmado y de color de sólo 18 años que murió en manos de la policía cuya muerte creó el movimiento "Block Lives Matter" y provocó protestas que en ocasiones se volvían realmente violentas. 

El Sr. Johnson mencionó el actual clima durante la conferencia de prensa, señalando que "nuestra nación ha estado luchando por la injusticia social, las desigualdades, el #Racismo y la mala conducta de la policía" y que su departamento tenía el "compromiso de actuar de una manera transparente."

De nuevo vuelve a ser noticia la muerte de un joven desarmado en manos de la policía.

Anuncios

Las redes sociales también se están colapsando al respecto como por ejemplo, este Tweet de Serena Williams.

Johnson dijo al agente Miller y otro oficial que encontraron al Sr. Taylor "vagando libremente" dentro del concesionario cuando llegaron. Después Taylor intentó escapar al otro lado del edificio,y el oficial utilizó su Taser para disparar 4 veces con su arma de servicio, dijo el señor Johnson.

La empresa de coches había llamado a la policía porque alguien había estado circulando con coche por el aparcamiento del concesionario dañando otros coches y empotrando su coche en el vidrio frontal de la sala de exposición del concesionario.

El FBI dice que están investigando la muerte de Taylor como un caso penal y que descubrirán si se han roto las reglas del departamento

El vídeo de seguridad muestra a Taylor saltando por los coches antes que llegara la policía y se oyen varios disparos. El policía Miller no tenía ninguna experiencia como policía antes de unirse a la fuerza de policía de Arlington. Por el momento Miller es sospechoso de asesinato pero hasta que no pueda confirmar seguirá en el cuerpo de policía. #Estados Unidos #Corrupción