James Earl Carter, el que fuera trigésimo noveno presidente de los #Estados Unidos durante la década de los 70 y galardonado premio Nobel de la paz, ha anunciado recientemente que padece melanoma, una especie de cáncer de piel a los 91 años de edad.

Ahora, el cáncer del expresidente demócrata podría estar extendiéndose. En una conferencia este miércoles, Carter reveló a la prensa estadounidense que se han encontrado cuatro brotes de la enfermedad que padece y que probablemente podría "aparecer en otras partes de mi cuerpo", como explicó a los medios.

Jimmy Carter, cuyo mandato estuvo marcado por importantes éxitos en políticas exteriores con importantes acuerdos, declaró que, con el fin de combatir la enfermedad, sería sometido a intensivos tratamientos de radiación, así como inyecciones.

Anuncios
Anuncios

El melanoma ha sido descubierto por el equipo médico tras someterse a una operación para extirpar un tumor en el hígado, donde también había surgido un brote cancerígeno.

Todos pensábamos que sólo se encontraba en mi hígado y que la operación había conseguido quitarlo”, explica en la conferencia realizada en el Centro Carter de Atlanta. “No me siento enfermo. Me encuentro bien, no me siento débil ni incapacitado”, asegura. Sin embargo, Carter recortará drásticamente su agenda para los próximos meses, debido al tratamiento.

Carter también asegura tener plena confianza en el equipo médico de la Universidad de Emory. “No puedo anticipar como me sentiré tras el tratamiento, pero confío estar en buenas manos en esta lucha”.

El demócrata relató además, su reacción tras la noticia. “Estaba sorprendentemente tranquilo”, asegura, “He tenido una vida maravillosa... puedo decir que he tenido una emocionante, gratificante existencia. Me sentí sorprendentemente a gusto, mucho más de lo que mi esposa estaba. Pero ahora siento que estoy en las manos de Dios y voy a estar preparado para lo que viene. Estoy muy agradecido y siento que he sido bendecido, tengo ganas de una nueva aventura”.

Anuncios

Una fortaleza digna de alabar.