La muerte del león Cecil no quedará impugne. O eso, por lo menos, es lo que parece pretender el Ministerio de Medio Ambiente de Zimbabue, que podría estar buscando un castigo ejemplar para los cazadores furtivos.

Si ayer conocíamos que la ministra zimbabuense del ramo, Oppah Muchinguri, había pedido a los #Estados Unidos la extradición del adinerado Walter Palmer, hoy MSN United States ofrece un artículo del The Washington Post en el que se informa sobre las dificultades que ostenta el cazador para librarse de su retorno a Zimbabue. Y no será por falta de empeño de sus abogados, que se aferran a un hipotético mal estado de las cárceles del país africano como principal argumento para evitar que su cliente sea extraditado, ya que alegan preocupación humanitaria.

Anuncios
Anuncios

De este modo, la defensa de Palmer se basa en un informe publicado en el periódico Zimbabwe Independent, en el cual se describirían las prisiones de la nación como “un agujero”.

Sin embargo, la suerte ya está echada, y según MSN United States los expertos en leyes auguran un difícil destino para el cazador norteamericano. De momento, Walter Palmer ha cesado su práctica profesional en Minnesota (es dentista) y lleva unos días desaparecido, debido a la gran presión social y mediática que se cierne sobre él. Numerosos colectivos en defensa de los #Animales piden una sanción para el presunto furtivo. Incluso el Safari Club International, que organiza cacerías legales con la connivencia de los gobiernos, ha suspendido la licencia del asesino de Cecil.

Por su parte Palmer, que al parecer habría pagado sobre 50000 dólares para su cacería, había pedido disculpas por acabar con la vida de un “símbolo local”, alegando un presunto engaño por parte de los guías.

Anuncios

Precisamente los guías, Theo Bronkhorst y Honest Trymore Ndlovu, fueron detenidos y, posteriormente, puestos en libertad bajo una fianza de 1000 dólares.

Pero, ante todo y sobre todo, lo que está claro es que, independientemente de como se resuelvan los hechos, la muerte del león Cecil ha servido para reavivar el debate sobre las cacerías ilegales y para poner en valor, como no podría ser de otro modo, la necesidad de la preservación de los derechos de los animales. #Manifestación