Aunque parezca una noticia surrealista y de broma es totalmente cierta. Esto ha ocurrido en Costa Rica donde han detenido a una paloma mensajera por tráfico de drogas. "Narcopigeon" ahora se encuentra en un zoológico después de que la policía detuvo al ave por llevar 14 g de cocaína y 14 g de marihuana encima.

Así es, una paloma mensajera fue interceptada por la policía en una prisión cerca de San José, Costa Rica, después de que fuera vista tras aterrizar en el patio de la cárcel con una bolsa atada a su cuerpo. Entonces cogieron a la paloma y la inspeccionaron.  En la bolsa de plástico negra que llevaba colgada se encontró cierta cantidad de droga (cocaína y marihuana).

Anuncios
Anuncios

Las autoridades sospechan que la paloma había sido cuidada y alimentada por un preso en el ala de mediana seguridad de la cárcel de La Reforma, el principal centro penitenciario de Costa Rica. Y que le enseñó el camino que debía hacer para poder suministrarle la droga desde el exterior hasta la cárcel sin que nadie se diera cuenta de ello. 

El director de la policía de la prisión de Costa Rica dijo a los medios de comunicación después de que cogieran al animal, que estaba totalmente capacitada y preparada para volar sin problema llevando ese peso en su cuerpo.  

Pablo Bertozzi, además dijo que también había visto casos de gatos que se utilizan para transportar drogas atándoles la mercancía en la cola y añadió que el incidente de la paloma mensajera llevaría a que se intensifiquen los esfuerzos para limpiar la cárcel de sustancias prohibidas."El verdadero problema es que hay una gran cantidad de consumo. Si no hubiera consumidores, las drogas no llegaría".

El ave, que han apodado cariñosamente como "narcopigeon" (narcopaloma) por los costarricenses, ha sido entregada por las autoridades a un zoológico, donde la mantendrán en observación antes de llevarla a un recinto más grande.

Anuncios

"Debido a la forma en que llegó a nosotros, nunca podrá ser liberada", dijo un trabajador del parque zoológico a los medios locales, y añadió que el ave se negaba a comer, probablemente debido a que se había acostumbrado a estar alimentado por una persona a mano.

Este no es el primer caso de uso de palomas para pasar drogas en cárceles. En 2011, los guardias de la prisión de Bucaramanga, Colombia, encontraron una paloma que intentó sin éxito volar sobre la pared de la cárcel cargada con 45 g de marihuana. Y hace dos años, la policía de Buenos Aires desarticuló un grupo de traficantes que usaba estas aves para traficar marihuana hasta su base de forma más segura que si lo hicieran con personas.  #Corrupción #Animales