Las autoridades sirias han detenido a Suleiman Hilal al-Assad, uno de los primos del presidente acusado de matar a al oficial militar Hassan al-Sheikh en un incidente en el conocido "camino de la muerte", según informó la agencia oficial de noticias SANA ayer lunes.

"Suleiman Hilal al-Assad ha sido detenido y trasladado a las autoridades correspondientes", informó SANA, sin añadir más detalles. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, citando fuentes locales, dijo que fue detenido en la carretera entre Latakia y Qardaha, pueblo ancestral del presidente Bashar al-Assad. Suleiman hubo sido también presidente pero lo sacaron del cargo y ahora está acusado de disparar al coronel Hassan al-Sheikh.

Anuncios
Anuncios

El incidente tuvo lugar en la provincia costera de Latakia que es un bastión régimen y corazón de la minoría alauí a la que pertenece Assad.Tanto el jeque y su presunto asesino son alauitas. El asesinato causó tensiones en la capital provincial de Latakia, donde más de 1.000 personas protestaron el sábado su muerte exigiendo justicia.

El lunes, el diario sirio Al-Watan citó a los familiares de Sheikh diciendo que el presidente había prometido que el crimen no quedaría impune.La esposa del jeque Mayssa Ghanem contó al periódico que había "recibido una promesa del presidente Assad para castigar al agresor, quien quiera que sea."

La promesa le fue dada mediante las delegaciones oficiales que llegaron a Latakia para expresar sus condolencias. También añadió: "Tengo confianza en la palabra del presidente, que lo llevará personalmente a cargo. Nos dará nuestros derechos."

Suleiman al-Assad mató a Sheikh después de alcanzarlo en una encrucijada en Latakia.

Anuncios

Buques de guerra iraníes fueron atracados en la costa siria ayer en una nueva ronda de diseño de política arriesgada para demostrar el apoyo inquebrantable de Teherán por su cada vez más aislado aliado.

El padre de la presunta asesina, Hilal al-Assad, y primo hermano del presidente, dirigió las fuerzas de defensa de la ciudad mediterránea antes de su muerte en marzo de 2014 ante los enfrentamientos con los rebeldes en las cercanías de Kasab.

El hermano del jeque Nasser, que estaba con el coronel en el momento de su muerte, dijo a Al-Watan que fue testigo que la víctima fue "asesinada a sangre fría porque no dejaban pasar en un atasco de tráfico" . Y añadió que "esperaba que la sangre de mi hermano nos salvará de estas acciones criminales que matan a la gente en las calles".

El gobernador de Latakia, Ibrahim Khodr al-Salem, dio sus condolencias a la familia en nombre de la presidencia y les aseguró que "sus derechos se mantendrán siempre que el presidente Assad esté aquí" . #Corrupción #Estado Islámico