Despues de los atentados de junio por el #Estado Islámico en el que voló en la ciudad de Palmira, dos mezquitas de dicha ciudad,acusando de que en su interior se realizaban prácticas paganas y sacrílegas, de nuevo han vuelto a actuar contra  el arte romano.

Han destruido el templo de Baal,  dinamitandolo en la misma ciudad. Uno de los tesoros romanos que existían en Palmira, como ha afirmado el sirio responsable de antigüedades y museos.

Este templo, era uno de los mejor conservados del complejo arqueológico, y han hecho estallar ayer domingo, varias cargas de explosivos, dejándolo destruido.

Al parecer y según afirman algunos residentes que se hallan huídos de la ciudad, estas cargas explosivas fueron colocadas por los yihadistas, hace al menos un mes y han esperado a hacerlas estallar hasta este 23 de agosto.

Desde que tomaran en mayo la ciudad de Palmira, este ha sido el primer atentado contra ruinas de la antigua ciudad.

Anuncios
Anuncios

confesando que ahora su única búsqueda, es la de meter el terror en la gente para proseguir con la destrucción de templos.

Las ruinas atacadas, habían sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ahora tras la destrucción del templo central, y que las columnas se han desplomado, poco o nada queda de aquella antigua ciudad romana de Palmira.

Tambien se ha asegurado, que este grupo terrorista, intenta buscar oro y antiguos tesoros de la ciudad y ha iniciado para ello, varias excavaciones, donde trabajaba como arqueólogo Jaled Asaad, que fue decapitado por el Estado Islámico tras encontrarse detenido y sufrir duros interrogatorios para conseguir la información de lo que bajo la ciudad se oculta.

Asi están las cosas en Siria. De momento no se encuentra la manera de poder parar este afán del Estado Islámico por matar y destruir tesoros arqueológicos.

Anuncios

Quien sabe hasta donde estarán dispuestos a llegar si ahora tambien, les mueve el obtener bienes materiales... Esperemos que esto pare y vuelva la normalidad a aquel país machacado por este grupo terrorista sin escrúpulos. #Terrorismo #Arqueología