Amnistía Internacional ha publicado un informe en el que alerta a la comunidad internacional sobre los crímenes de guerra cometidos contra población civil en el conflicto de Yemen. Este documento remarca que la coalición liderada por Arabia Saudí ha perpetrado “ataques aéreos ilegítimos” en barrios residenciales yemeníes densamente poblados. De igual manera, la organización evidencia el hecho de que los grupos armados -tanto los hostiles como los  leales a los huthis-, han cometido “ataques desproporcionados e indiscriminados” en áreas civiles. La organización en defensa de los derechos humanos ha remarcado que estas muertes, entre las que se encuentran decenas de niños, constituyen en realidad un delito de crímenes de guerra.

El informe de Amnistía Internacionl, titulado Nowhere safe for civilians’: Airstrikes and ground attacks in Yemen, hace especial hincapié en el hecho de que “todas las partes de este conflicto han mostrado un desprecio implacable y gratuito por la seguridad de los civiles" yemeníes.

Anuncios
Anuncios

La organización, de origen británico, visitó esta república de Oriente Medio, durante los meses de junio y julio de este mismo año. Durante esta investigación, Amnistía Internacional inspeccionó el caso de ocho ataques aéreos orquestados por la coalición dirigida por Arabia Saudí, que causaron la muerte de al menos 141 civiles e hirieron a 101 más, en su mayor parte mujeres y niños. La organización, además, ha señalado que las zonas donde se produjeron estos ataques incluían viviendas civiles, un mercado, una escuela y una mezquita. De igual modo, tal y como refleja el informe, en la mayor parte de los casos no se halló ningún objetivo militar cercano.

Según ha señalado Donatella Rovera, asesora general de Amnistía Internacional, las fuerzas de la coalición han incumplido sus obligaciones circunscritas en el derecho internacional humanitario "al no tomar todas las precauciones necesarias para reducir al mínimo el número de víctimas civiles”.

Anuncios

Rovera también ha recalcado que los ataques que, de forma indiscriminada, ocasionan la muerte o lesiones a civiles constituyen crímenes de guerra.

La organización también ha investigado unos 30 ataques encabezados por los huthis y por grupos armados hostiles a estos mismos. Estos combatientes habrían utilizado armamento muy impreciso -como cohetes de granizo (Grad),  fuego de artillería y proyectiles de mortero- en zonas residenciales.

Este conflicto ha supuesto la muerte de cerca de 4.000 personas – de los cuales la mitad eran civiles- y el desplazamiento de más de un millón de individuos. Amnistía Internacional, frente a esta situación, ha solicitado ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU que se establezca una comisión independiente con el objetivo de investigar los supuestos crímenes de guerra cometidos en Yemen. #Gobierno