Como anunció hace unas horas Ignacio Alvárez, secretario de economía de Podemos, el grupo ha comenzado su política de alianzas con otras formaciones, la primera de ellas con ICV, y EuiA., bajo el lema: Cataluña sí puede.

Además, somete a consulta entre los inscritos en la formación morada las posibles alianzas con otros partidos y plataformas ciudadanas, tras las presiones recibidas por buena parte de su propio electorado, sin embargo, los términos de la formulación de la pregunta vuelven a enaltecer los ánimos de sus seguidores, quienes ya están expresando su descontento, a través de las redes sociales.

La pregunta, según los propios participantes, es confusa ya que el planteamiento: “¿Aceptas que el Consejo Ciudadano de PODEMOS, en aras de seguir avanzando en la construcción de una candidatura popular y ciudadana, establezca acuerdos con distintos actores políticos y de la sociedad civil siempre que..” , y aquí empiezan los problemas, en el segundo condicionante a los posibles acuerdos la pregunta incluye: 2) se mantengan siempre el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral incluso si eso implica concurrir a las elecciones generales en algunos territorios con fórmulas de alianza (Podemos-X)?

Recordemos que #Pablo Iglesias y su recién estrenado equipo ya han sido ampliamente cuestionados por sus simpatizantes y afiliados, por el procedimiento de elección del equipo en el que la mayoría de participantes de Podemos no ha podido entrar a formar parte.

Los términos de la pregunta y, sobre todo, la insistencia en permanecer en primera línea, sugieren que la línea dura de Podemos va ganado la batalla, asunto que no termina de convencer al sector crítico, quienes lo califican de pregunta-trampa.

No obstante, habrá que esperar el resultado de esta nueva consulta para determinar la línea programática elegida desde las bases.

En el centro del desacuerdo se encuentra la formación dirigida por Alberto Garzón, IU (Izquierda Unida), aunque los términos del desacuerdo no están claros porque no se ha discutido, todavía, sobre los programas de ambas formaciones.

El principal escollo que tiene que salvar Podemos en todo el territorio nacional es el de “Ahora”, partidos de confluencia que ya están gobernando en las principales ciudades y Comunidades Autónomas españolas y cuya marca “ Ahora en Común” va ganado apoyos a pasos agigantados.

La contradicción de Iglesias y el sector duro de Podemos puede llevar, según las encuestas, a un nuevo triunfo del Partido Popular y los recortes sociales, en sintonía con las directrices europeas propuestas por #Angela Merkel. #Crisis en Grecia