Un hombre detenido por un tribunal de Gotemburgo bajo sospecha de haber cometido un asesinato en Siria ha sido puesto en libertad en espera de una investigación en curso.

El ciudadano sueco de 32 años de edad que había sido detenido bajo sospecha por delitos de #Terrorismo en la guerra de Siria durante la primavera del 2013 ha sido puesto en libertad tras la decisión tomada el pasado jueves por el Tribunal del Distrito de Gotemburgo.

La decisión ha sido tomada por las condiciones en las que se encuentra el que era detenido sospechoso ya que se encuentra en una silla de ruedas y se esfuerza por hablar pero a penas puede lograrlo por su estado de salud.

Anuncios
Anuncios

No supone ningún obstáculo para la investigación en curso. Eso sí, se ha visto obligado a entregar su pasaporte y se le dijo que no se le permitía salir de Gotemburgo. El abogado del hombre, Lars Salkola, se alegró enormemente de la decisión.

"Fue la decisión natural, por el Tribunal de Apelación, que comparte la apreciación de la defensa de que no hay razones evidentes para mantenerlo bajo arresto porque él no puede ni escapar ni obstaculizar la investigación", dijo Lars.

Sin embargo, el fiscal Ronnie Jacobsson criticó. "Estoy un poco sorprendido teniendo en cuenta la gravedad del delito del que se la acusa como sospechoso, y por el que se arriesga a una muy larga condena si es encuentra que es culpable", dijo a la agencia de noticias TT.

El servicio de seguridad sueco Sapo, policía regional de este de Suecia y Grupo de Trabajo Nacional del país (Nationella Insatsstyrkan) participaron en una operación para arrestar a este hombre de 32 años de edad, junto a otro hombre de 30 años de edad, también sospechoso de cometer delitos terroristas en Siria. Ambos niegan las acusaciones.

Anuncios

Esta es la primera vez en Suecia en la que se han detenido varias personas en una investigación sobre crímenes terroristas durante la guerra de hace cuatro años en Siria, que se cobró más de 215.000 vidas. Al menos 150 residentes suecos se sabe que han ido a Siria o Irak para luchar por Isis u otros grupos extremistas, según Sapo, y de estos se sabe que al menos 35 han muerto.

El gobierno de Suecia está considerando la elaboración de una nueva legislación que prohibiría a su población en la lucha de conflictos armados para organizaciones terroristas como Isis.

"Vamos a presentar propuestas en el Parlamento este otoño con sugerencias para criminalizar los actos de viajes de organización, reclutamiento y financiamiento de terrorismo. Participar en los campos de entrenamiento para el terrorismo, por ejemplo, no es punible hoy ", dijo el ministro del Interior Anders Ygeman TT.