Una secta satánica de Nueva York, conocida como El Templo Satánico, decide utilizar los fondos obtenidos en el evento de inauguración de la famosa y controversial estatua de Baphomet de Detroit para financiar los movimientos legales que pretende realizar esta secta en contra de las leyes que prohíben el aborto después de 20 semanas de gestación, así como otras leyes antiaborto.

El portal de noticias Breitbart, informa que el portavoz de El Templo Satánico dijo a los periodistas que las entradas de 25 $ y 75 $ para el evento de inauguración, considerado como la "ceremonia pública satánica más grande de la historia" se utilizarán para "apoyar el fondo de la acción legal de los derechos reproductivos", un eufemismo utilizado para reforzar su postura de libre aborto hasta el final de la gestación.

Anuncios
Anuncios

El Templo Satánico también tiene una página de donación en Indiegogo que sirve "para desafiar, reglamentos referentes al aborto insultantemente arbitrarias". La campaña ya ha recaudado más de 32.000 $.

La secta apoya el aborto a petición y se opone vehementemente a cualquier ley anti-aborto, incluida la Ley de Protección de No-Dolor a los Niños no Nacidos de los #Estados Unidos, la cual requiere determinar la fecha exacta de fertilización antes de realizar un aborto, y prohíbe los abortos después de las 20 semanas de gestación, excepto en casos en que la vida de la mujer está en peligro, cuando se trata de un caso de violación o cuando el embarazo es fruto del incesto.

También pretenden ilegalizar la utilización de ecografías en cualquier mujer embarazada porque creen que son un "intento de crear culpabilidad y malestar en aquellos que deciden abortar". El Templo Satánico ha tomado acciones legales en contra del Estado de Missouri alegando que las leyes del estado que restringen el aborto violan su "libre ejercicio" del satanismo, y que el aborto es "un deber religioso esencial" para los satanistas.

Anuncios

Esto ha abierto debate sobre la moralidad de las religiones y sectas satánicas y sus reales intenciones en los Estados Unidos, al recordar los precedentes históricos, en los que este tipo de cultos a Satanás realizaban sacrificios y abusos rituales de niños en sus ceremonias.

Obviamente El Templo Satánico y demás movimientos satánicos modernos reniegan de los sacrificios rituales al menos de cara al público, y aseguran que ven a Satanás como una simple "figura literaria,  no una deidad", pero este tipo de manifestaciones sobre el aborto o las declaraciones realizadas hace unos meses por organizaciones satánicas en favor del aborto post-parto, hacen pensar a muchos que sus intenciones son muy distintas a su discurso polítcamente correcto.

#Religión #Iglesia católica