El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, estimó "inconcebible" que un solo país -Italia- "aborde el problema migratorio al completo como suyo" y pidió al resto de socios comunitarios afrontarlo con "responsabilidad y solidaridad, que son conceptos que van de la mano".

En una carta firmada en el diario británico "The Guardian", apeló a los valores y creencias fundacionales de la Unión Europea, unión que "no se limita a lazos económicos, sino que es una comunidad de personas, un destino común, unos ideales".

El líder socialdemócrata y antiguo alcalde de Florencia dijo que su país quiere luchar por "la civilización y la paz", razones por las que "la Unión Europea fue fundada, no para los diferenciales de bonos y los pactos de estabilidad".

Anuncios
Anuncios

"Cualquier persona que tenga el derecho a quedarse debe ser bienvenida, y cualquier que no lo tenga, deberá ser enviará de vuelta. Pero todas las personas deben ser rescatadas y ayudadas. Para nosotros, Italia, Europa debería ser un faro de la civilización, no un muro del terror", concluyó. #Crisis #Inmigración