Una pintura de Pablo Picasso que fue robada de una galería de #Arte holandés en octubre del año pasado presuntamente fue convertida en cenizas por la madre de uno de los ladrones. Los investigadores en Rumania han encontrado los restos de pintura, lienzo e incluso uñas en el horno de una mujer cuyo hijo ha sido acusado de robar obras de arte de Picasso, Monet, Matisse y otros artistas de renombre en un vale que va entre € 100 millones ($ 130 millones) y € 200 millones. También se le atribuye el robo de este último cuadro.


Según la BBC, Olga Dogaru admitió la semana pasada que quemó las pinturas para tratar de "destruir pruebas" y prevenir que la policía pudiera arrestar a su hijo por este robo. La Sra Dogaru, también según informes, afirmó haber escondido la obra en una casa abandonada, y posteriormente en un cementerio de la localidad rumana de Carcaliu antes de proceder a quemarla.


Según ha contado Dogaru dijo que cuando la policía entró en su casa para investigar el caso del robo del cuadro no supo qué hacer y se dirigió rápidamente al cementerio para desenterrar el cuadro. Lo único que se le ocurrió porque estaban tras ellos fue quemar el cuadro. "Metió la maleta que contenía la pintura en la estufa", dijo a la agencia de noticias rumana Mediafax.


Su hijo es uno de los seis rumanos que han sido acusados ​​de participar en cuál era el robo de arte más grande en Holanda desde las 20 obras que desaparecieron del Museo de Van Gogh de Amsterdam en 1991. De acuerdo a la Sra Dogaru, el grupo luchó por encontrar un comprador después que la mafia rusa y un diseñador de moda rumana rechazaron las pinturas.


En cuanto a la pintura robada por Picasso, ésta no era una de sus obras más famosas. Picasso pintó El Loco (cabeza de Arlequín), o The Madman (Arlequin head), en 1971, dos años antes de su muerte a la edad de 91 años. Fue una de las varias pinturas de arlequines que el artista malagueño pintó durante su vida, probablemente influenciado por su estrecha relación con la gente del circo durante su estancia en Francia cuando era joven.