Recientemente ha saltado a la luz pública, un vídeo en el que se observa a una niña atada una correa, y llevada por una mujer hacia el parque. Este hecho ha causado conmoción y estremece a toda Rusia. La tarde del 20 de Julio, durante un paseo por la ciudad de Ekaterimburgo, se observa un hecho particular. Una niña va caminando en cuatro, como si fuera un perro, atada a una correa y siendo conducida por una mujer que no parece percatarse de la anormalidad de su conducta.

El video fue realizado por una ciudadana que también se encontraba en el parque y que se sorprendió de esta particular situación. Inclusive vio como los transeúntes y la misma mujer le arrojaba migajas de pan, y ella corría a comerlos.

Anuncios
Anuncios

Las autoridades policiales de Rusia ya han comenzado las investigaciones y ha empezado a tomar acciones judiciales contra los familiares y, particularmente contra la abuela, quién es la persona que aparece en el vídeo llevando a la niña.Se trata, al parecer, de un caso de maltrato infantil.

La abuela ha tratado de defenderse indicando que, esa es la manera particular de jugar que tiene la niña. Inclusive la menor contaba con manoplas protectoras a la hora del paseo. Las autoridades rusas ya se han pronunciado al respecto, y el defensor de los Derechos del Menor, Pável Astájov, ha calificado el hecho de "criminal e inaceptable". Estaremos atentos a lo que sucederá con esta niña.

Y es que, a veces, la ignorancia o la maldad del ser humano, puede llegar tan lejos. Qué me lo digan a mi o sino recordemos esta historia de la niña perro Oxana Malaya, una niña que fue criada por perros, desde que fue abandonada por sus padres, cuando ella tenía solamente tres años.

Anuncios

Una noche en que, sus padres se encontraban alcoholizados, la niña de tres años Oxana fue expulsada afuera de su casa por sus padres. Desde ahí fue gateando hacia una manada de perros, quiénes le alimentaron con carne cruda.

La niña pasó cinco años en esa situación hasta que alguien reportó este hecho. Pasaron muchos años para que, la niña Oxana Malaya se reincorpore nuevamente a la sociedad. Actualmente trabaja en un asilo, ayudando a cuidar el ganado que allí se cría. Sin embargo, los daños psicológicos causados son irreversibles. #Crisis