El hukou es el registro de residencia familiar que otorga derechos y beneficios sociales, sanitarios y educativos a los habitantes chinos que residen en su ciudad o pueblo natal.

Este registro de residencia discrimina a los propios migrantes internos, siendo uno de los principales problemas de sus habitantes. Fue creado en 1958 y la limitación en todos los servicios públicos que implica desobedecerlo no ha sido más que "modificado", apenas, en algunas regiones.

En un país donde 260 millones de habitantes han emigrado del campo a las urbes, el hukou es la condena a la pobreza. El salario promedio en las zonas rurales o no urbanizadas ronda los 300 €, si bien el 50 % de la población china vive en ciudades, solo el 27 % tiene hukou.

Anuncios
Anuncios

Cada lugar estable los requisitos de su hukou, por lo general, las ciudades más grandes o con mejor calidad de vida, tienen más restricciones y condicionamientos.

Por ejemplo en Pekín, el hukou solo puede otorgarse, además de a los nacidos allí a los empresarios que inviertan más de un millón de euros, a quienes se casen con un lugareño o a los funcionarios de Gobierno. Se estima que de los 720 millones de chinos que residen en ciudades, unos 240 no tienen el hukou del sitio en el que residen. #Inmigración