Los datos sobre el deshielo que se produce en Groenlandia que facilita el Centro de Datos Nacional de Nieve y Hielo de Estados Unidos lo dejan claro. Aproximadamente la mitad de la superficie de la capa de hielo de la isla de Groenlandia está sufriendo procesos de deshielo durante estos primeros días del mes de julio coincidiendo con la ola de calor que afecta a numerosos puntos de Europa, incluido España, y que está dejando numerosos récords de temperatura.

Es normal que en esta época del año, el verano del hemisferio norte, partes de Groenlandia sufran procesos de deshielo. Sin embargo, el porcentaje medio sobre el total de la superficie de la capa de hielo que se derrite en esta época es del 25%, por lo que la superficie que está sufriendo deshielo en Groenlandia en este mes de julio de 2015 es el doble de lo normal.

Anuncios
Anuncios

Además de temperaturas más altas de lo normal, la capa de hielo de Groenlandia viene sufriendo durante los últimos años un oscurecimiento según apuntan desde Climate Central. De hecho, este mes de julio supone el tercer inicio de julio con el hielo más oscuro. Cuanto más oscuro está el hielo más calor queda retenido y se propicia un mayor derretimiento de la capa helada.

Este año, el oscurecimiento del hielo superficial puede deberse a los incendios forestales que se están produciendo en regiones de Canadá y Alaska. Ya en el año 2012, grandes incendios en Siberia unidos con las temperaturas provocaron que se llegara a deshelar hasta un 95% de la superficie helada de Groenlandia en algunos días de ese verano. Esto refleja la importancia de la coloración de la superficie de Groenlandia en el deshielo que se produce todos los años.

Anuncios



El #Calentamiento global que se está produciendo en el planeta durante las últimas décadas puede hacer que estos eventos de deshielo en Groenlandia se hagan más comunes, provocando a su vez que la capa de hielo de la isla disminuya de forma progresiva. El deshielo de Groenlandia es uno de los mayores riesgos para el aumento del nivel del mar debido a la gran capa de hielo que se sitúa sobre esta isla del Atlántico Norte.