Sobra decir lo desastroso que sería una guerra entre #Estados Unidos y Rusia, sin embargo eso es lo que está a punto de suceder. Según algunos analistas, altos mandatarios de la OTAN, esta guerra se podría iniciar este mismo verano.

Según el diario Rusia Today el mayor problema es que, según denuncia sectores pacifistas de Estados Unidos, el gobierno norteamericano ya está preparando a su población para que vaya asumiendo una posible confrontación armada--que con un poco de suerte no será nuclear--entre Estados Unidos y Rusia.

Se da la circunstancia de que el 15 de julio comienzan los ejercicios militares en territorio estadounidense conocidos cómo "Yelmo de jade" y que estarán dirigidos para aleccionar al ejército en una guerra en un entorno básicamente urbano, circunstancia esta última que tiene ciertamente preocupada a la población civil de los territorios de Texas y proximidades donde se van a realizar los ejercicios.

Anuncios
Anuncios

Según medios alternativos éstos ejercicios militares serán dirigidos por una inteligencia artificial, un programa de ordenador de estrategia capaz de anticiparse a todos los movimientos posibles del enemigo, se deduce que no hay tanta diferencia entre una inteligencia artificial anticipando muchas jugadas de ajedrez y un programa de ordenador educado en la Alta Estrategia Militar.

Según el diario Rusia Today una guerra entre la OTAN y Rusia sería inevitable según sus fuentes o algunas de sus fuentes, con lo que la masa de muertos caídos en la guerra sería principalmente tropa formada por países europeos, ésto es un gran motivo de preocupación para Europa pero Estados Unidos no tiene sin embargo la misma sensibilidad

El problema de fondo es un colapso del sistema financiero, que se dice en una sola frase pero es una barbaridad.

Anuncios

Dicho colapso financiero es innegable y ya empieza a despuntar en China por la burbuja que ellos tienen y en Europa con la crisis de Grecia.

Si se salió de la gran recesión iniciada en los años veinte con una segunda guerra mundial, la triste lección de la historia es que de las grandes crisis y recesiones se sale con una guerra o más bien una gran guerra es la consecuencia directa de una gran recesión.

El otro problema de fondo es que no se puede resetear el sistema de nuevo en base a una nueva moneda mundial o al patrón oro--argumento de los BRICS--sin acabar con la hegemonía del petrodolar, y ésto no le interesa a los Estados Unidos.

Ya sólo nos queda rezar porque el teatro de una guerra entre Estados Unidos y Rusia sería toda Europa, hablan de un control, de la demolición controlada del sistema capitalista. En cierta manera lo mejor sería que fuera cierto.