La última medida llevada a cabo por el gobierno de Corea del Norte obliga a trabajadores de agencias, fábricas y colegios del país a cambiar el horario de la jornada laboral, que empezará a las cinco de la mañana durante la ola de calor que asola al país este verano, según reporta 'Daily NK'.

'Sambok' es como los norcoreamos llaman al momento más calido del verano del país asiático. Esta franja en el calendario empieza el 20 de Julio y este año trae consigo nuevas reformas laborales que, según informa el gobierno de Kim Jong-un, busca proteger a los trabajadores y evitar los esfuerzos en las horas más intensas del día. Los norcoreanos tendrán que empezar su trabajo a las 5 de la mañana todos los días, en lugar de a las 8 como antes, y terminarán a la 1 de la tarde. 

'Sambok' tiene lugar durante un mes a mitad de verano, con tres días (el primerio, medio y final) marcados como ocasiones especiales para el país, donde los norcoreanos disfrutan de deliciosas comidas típicas de la fecha. 'Sam' significa tres, mientras que 'Bok' en coreano es, "a tumbarse boca abajo". No es de extrañar: la temperatura media en Pyongyang durante este periodo es de 29 grados centígrados, pudiendo llegar esta cifra a los 40 grados en las horas de más calor, a lo que hay que añadir un 80% de humedad aproximadamente.

En el norte, lugar donde se extienden los campos fértiles del país, las temperaturas son aún más altas. "Es difícil trabajar en verano, tanto dentro como fuera. Todo el mundo está agotado", explica un habitante, señalando el problema para la salud que la ola de calor trae a los ciudadanos. Es importante señalar que no muchos de los norcoreanos pueden disfrutar de aire acondicionado, o la suficiente energía como para poder encenderlo, por lo que carecen de los medios para paliar el calor. #Crisis

La medida, sin embargo, no se está extendiendo como sería aconsejable por el país. Algunos alumnos, incapaces de despertarse a las 4 de la mañana para ir al colegio, pierden un par de horas de clase.