Según un comunicado el pasado día miércoles el Presidente de Los Estados Unidos De América Barack Obama mantuvo una distendida conversación telefónica con el máximo mandatario de Turquía Recep Tayyip Erdogan, mediante la cual pudieron acordar la apertura de bases militares turcas como la de Incirlik para #Estados Unidos, pudiendo así facilitar ventajas estratégicas contra el máximo enemigo de América y Occidente hoy en día, el #Estado Islámico (ISIS).

De esta manera, y con el permiso emitido por Turquía para que aviones tripulados y aviones no tripulados pertenecientes a los EE.UU. y a sus países de la Coalición puedan circular por territorio aéreo turco, siempre y cuando tengan previa autorización tanto de los Estados Unidos como del gobierno turco.

Anuncios
Anuncios

Tal y como describe en un detallado comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, se resalta la colaboración que viene prestando el país a la coalición que combate fervientemente a el Estado Islámico, de la que de hecho ya forma parte junto con otros países como Francia, España, Alemania, Italia, Bélgica e Irán entre otros muchos, todo esto sin nombrar países con escasa potencia bélica como Islandia, Suecia, Austria, Nueva Zelanda o Noruega han aportado a la causa poniendo a disposición ayuda humanitaria para los desplazados y para los civiles afectados en el conflicto.

Turquía no quiso posicionarse en ningún bando hasta el momento en el que la coalición internacional puso en funcionamiento los bombardeos en contra de los yihadistas que había en Siria e Iraq, lo que los obligó a tomar una decisión y así unirse a la Coalición Occidental.

Anuncios

Todos estos hechos concurrieron en ocasionar un ambiente mucho más hostil de lo habitual entre Turquía y el Isis, estos últimos empezaron a desatar las tensiones con numerosos secuestros y asaltos. El último fue hace un par de días cuando un comando yihadista disparó a discreción contra un puesto fronterizo provocando la muerte de un oficial y dejando muy gravemente heridos a dos sargentos. Ante esto, Turquía respondió con bombardeos a varios puntos yihadistas Sirios que mataron a aproximadamente a una decena de islamistas.