En cuarenta años el tratamiento para esta enfermedad no ha cambiado mucho, los médicos encargados de controlar esta epidemia solo han podido limitarse a aliviar el dolor intenso de cabeza y controlar la fiebre, diarrea y vómito además de aislar los pacientes para evitar contagios.

Dicen profesionales de la salud que hasta ahora no existen vacunas ni antivirales para ningún tipo de fiebre hemorrágica incluyendo virus más inofensivos que este como el dengue hemorrágico y otras.

Desde hace tiempo hay especialistas en virus haciendo esfuerzos para el desarrollo de antivirales y vacunas que todavía no llegan a su culminación y es imposible tener una fecha ni siquiera aproximada del éxito de estas investigaciones.

Anuncios
Anuncios

Los casos de ébola son menores comparados con #Enfermedades como la malaria y el dengue hemorrágico y esta es la razón por la que no hay el interés suficiente para invertir en la elaboración de tratamientos, un epidemiólogo de la universidad de Reading en Reino unido dijo que no es económicamente viable para ninguna empresa investigar este tipo de enfermedades debido a que tienen que garantizar rentabilidad para sus accionistas.

Sin embargo hay quienes opinan que no es que no se haya hecho nada sino que hay muchas enfermedades todavía sin cura y este tipo de investigaciones necesitan mucho tiempo. Solo queda la esperanza de que en este año 2015 las investigaciones y ensayos clínicos humanos culminen con el éxito que han arrojado los resultados en animales.

El director del Instituto Nacional de la salud y enfermedades infecciosas de #Estados Unidos expresó que si las pruebas en humanos son positivas se iniciará la producción de la vacuna que podría estar en el mercado a finales del año 2015.

Anuncios

¿Por qué todavía no hay cura para esta gran amenaza mundial llamada ébola?

Es muy triste y preocupante o más bien aterrador el hecho de que esta potencia en virus todavía cause estragos y su causa al parecer es que no se ha hecho lo suficiente para erradicarlo aunque ya hace un poco más de cuarenta años que se descubrió dicho virus, mientras tanto el número de víctimas continua aumentando.