En Munich han detenido a una británica por contrabando de drogas. Aunque en un principio la mujer había logrado burlar todas las medidas de seguridad desde que emprendió su viaje hacia tierras alemanas el final no fue del todo feliz para ella. 

La detenida, con 50 años de edad, es una mujer británica y se encuentra a día de hoy detenida bajo custodia en Munich por sospecha de intento de contrabando de dos kilos de cristal de metanfetamina desde el aeropuerto de Múnich. La mujer había escondido la droga en forma de dulces y bombones para poder atravesar el aeropuerto.

El valor de la droga que la mujer llevaba en forma de golosinas es de alrededor de 160.000€ -  200.000€ en cristal de metanfetamina según informa el Münchner Abendzeitung.

Anuncios
Anuncios

Fueron los funcionarios de la aduana del mismo aeropuerto quienes encontraron las #Drogas en el equipaje de mano de la mujer.

La metanfetamina había sido cuidadosamente dividida y envuelta en una variedad de envoltorios de caramelos como si la mujer llevara muchas golosinas. Pero fue precisamente esto lo que la delató. Los funcionarios de aduanas sospecharon de ella por la gran cantidad de "bombones"  que se supone que la mujer llevaba en su viaje. Tras la sospecha, decidieron pararla para registrar su bolsa de viaje y después de realizar un examen del contenido de esta pudieron comprobar que efectivamente no se trataba de caramelos y bombones que la dulce mujer quería entregar en su viaje sino que en ellos se escondía una gran cantidad de droga para vender posteriormente. 

A pesar que la mujer tenga nacionalidad británica lo más probable es que no haya entrado la droga desde Inglaterra sino que lo haya hecho desde Portugal.

Anuncios

Según informa la policía se presume que la mujer hizo el viaje desde Lisboa para poder entrar en Alemania. Hay que decir que sí pudo saltarse los controles del aeropuerto de Lisboa lo cual deja a ver que aún quedan muchos fallos en las medidas de seguridad de los aeropuertos.

Ahora se encuentra detenida bajo custodia y lo más seguro es que deba pasar un par de años en la prisión de Munich por tráfico de drogas.