La bandera cubana con orgullo ondeó en la embajada recién restaurada del país en Washington. Por primera vez en 54 años las dos naciones relanzaron las relaciones diplomáticas dejando atrás las épocas de hostilidad. En esta ceremonia histórica asistió el canciller cubano, Bruno Rodríguez además de una multitud de más de 500 personas que aplaudieron y gritaron "¡Fidel, Fidel" y "Viva Raúl".

Se referían al líder revolucionario de Cuba, Fidel Castro y su hermano Raúl Castro, quien ahora es el presidente de la isla caribeña. Los #Estados Unidos y Cuba reanudaron oficialmente las relaciones en un minuto después de la medianoche, la eliminación de uno de los últimos vestigios de la Guerra Fría.

Anuncios
Anuncios

Un funcionario estadounidense confirmó que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, visitará La Habana el 14 de agosto. Él será el primer secretario de EEUU en visitar Cuba desde 1945, sellando lo que será un importante legado de la política exterior de los ocho años de presidencia de Barack Obama.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest dijo que los nuevos lazos diplomáticos eran "una demostración más de que no tenemos que estar encarcelados por el pasado." En la ceremonia en que se izó la bandera en la embajada de Cuba, Rodríguez advirtió "el desafío es grande", pero dijo que La Habana estaba dispuesta a seguir adelante "con un espíritu constructivo." Hizo un llamamiento para la eliminación del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

El cambio histórico entre dos adversarios acérrimos ha llegado a una velocidad vertiginosa después de que Obama y Raúl Castro en diciembre acordaron normalizar las relaciones, ya que Washington reconoció que su política de tratar de lograr un cambio mediante el aislamiento de Cuba había fracasado.

Anuncios

La bandera de Cuba fue posicionada como primera en el salón de entrada con columnas de mármol al Departamento de Estado, izada antes del amanecer entre las banderas de Croacia y Chipre. Luego se levantó en la embajada en Washington, que hasta el lunes había estado operando como una sección de intereses.

En la embajada de Estados Unidos ubicada en La Habana, se encuentran trabajando unas 360 personas, entre ellas 30 estadounidenses, con diplomáticos en espera de la llegada de Kerry el próximo mes para el izamiento de la bandera.

Los ciudadanos cubanos aclaman que sean restauradas las relaciones diplomáticas ya que esperan ver una flexibilización de las condiciones económicas difíciles.