Se han encontrado 13 cuerpos muertos de entre los 1.800 inmigrantes rescatados de Italia. Según la guardia costera de Italia : "Más de 1.800 inmigrantes han sido recogidos en el Mediterráneo y 13 cuerpos recuperados del éxodo desde el norte de África en barco".


Los buques que participan en la operación de la UE de la seguridad fronteriza de Triton rescataron a los inmigrantes de sus barcos desvencijados en cinco operaciones. Los 13 cuerpos fueron recuperados por un buque militar de Irlanda después de que llegó a la ayuda de uno de los barcos, que transportaba 522 personas.


La causa de la muerte aún no se conoce. Aunque la guardia costera ha dicho que los inmigrantes que realizan este viaje peligroso desde África para cruzar Europa a menudo sufren de deshidratación y golpes de calor a causa de la exposición al sol.


Italia y Grecia han sido presionados para manejar un aumento masivo de inmigrantes que huyen de los conflictos y la pobreza en África y el Medio Oriente. A pesar de las propias condiciones de los países en cuestión deben acoger a los inmigrantes que les llegan y están a punto del colapso.

De alrededor de 150.000 personas que han intentado hacer el peligroso viaje a través del Mediterráneo hacia Europa, más de 1.900 inmigrantes han muerto este año,  afirmaba la Organización Internacional para las Migraciones a principios de este mes. Hay que poner medidas más severas no sólo para evitar la masificación de #Inmigración en países que no se pueden ni sostener por ellos mismos sino también para evitar que haya más muertos intentando llegar a una tierra prometida que no les da más que peligros y problemas.

Cada año miles y miles de personas arriesgan su vida por salir de sus países intentando encontrar algo mejor y perdiendo todo lo que ya tenían en su país natal. Se debería transmitir un mensaje general de que las cosas no son como un paraíso desde que se inicia el viaje, que muchas personas fallecen en el intento y que los que llegan a menudo acaban malviviendo por las calles y sin poder si quiera volver a sus países por falta de recursos y papeles.