Tras un terremoto de magnitud 6 en Malasia habían quedado atrapadas decenas de personas en el monte Kinabalu después de que la senda principal de acceso a la cima hubiera quedado dañada seriamente y el riesgo de desprendimientos tras el seísmo fuera notablemente alto. Finalmente las autoridades malayas han logrado rescatar a las últimas 137 personas que continuaban atrapadas, y que ya se encuentran en lugares seguros, según informó el Ministro de Turismo, Cultura y Medio Ambiente a través de Twitter.

Algunas personas habían llegado a estar hasta 18 horas atrapadas en la montaña sin posibilidad de descender por el riesgo que suponía.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, el balance de fallecidos ha aumentado de los dos registrados hasta los 12 fallecidos confirmados actualmente. Además, 8 personas se encuentran desaparecidas. Entre los muertos se cuentan una niña de Singapur y un guía local, mientras que el resto aún no han sido identificados. Y es que entre los afectados se encuentran numerosos extranjeros de 16 países diferentes, especialmente de Singapur, además de unos 120 malayos.

El ministro ha declarado el lunes día de luto en toda la región de Sabah en memoria de los fallecidos en la montaña, la cual es sagrada para la tribu Kadazan Dusun.

Resalta en medio de la tragedia el valor de los guías locales que han ayudado a descender de la montaña a heridos. En imágenes compartidas en Twitter se puede ver a guías de la región cargando a espaldas a personas heridas mientras descienden por las sendas del Kinabalu.

Anuncios

El terremoto que sacudió el estado de Sabah, situado en el norte de Malasia, el pasado viernes es uno de los mayores registrados en el país desde hace años. El seísmo tuvo su epicentro en las proximidades del monte Kinabalu, según el USGS, y provocó numerosos deslizamientos del terreno y desprendimientos de roca que cayeron montaña abajo, afectando a los montañeros que se encontraban en la zona y cortando algunas sendas.

Las autoridades malayas continúan la búsqueda de los desaparecidos y las labores de recuperación de las zonas afectadas por el fuerte terremoto.

#Tiempo #Supervivientes