“En cualquier sitio del país había mucha gente practicando Falun Dafa [VIDEO], y el gobierno preguntó cuántos eran, pero como no hay registro, no se sabe. Viene la gente a practicar los ejercicios y no se les preguntan sus datos. Pero el gobierno chino quiso investigar y sacó las conclusiones de que eran entre 70 y 100 millones de personas, y que se regían bajo los preceptos de verdad, benevolencia y tolerancia, unos valores espirituales que te exigen la rectitud, algo que chocó contra un gobierno tan corrupto.”

Con estas palabras describe Carmen Echeveste Orobengea cómo fueron los inicios del movimiento Falun Dafa (también llamado Falun Gong) y cómo se ilegalizó Han sido tachados de secta, y han formado parte del debate religioso y espiritual.

Anuncios
Anuncios

“Se les ha metido en las cárceles”, asegura Echeveste, que lamenta que haya habido “una persecución”.

“Frente a la extrema injusticia, la atroz tortura y la matanza, los practicantes de Falun Gong permanecieron completamente pacíficos”, explican desde la organización en un manifiesto.  #Religión