El senado de #Estados Unidos se reunió el fin de semana para tratar de hablar y evitar la retirada de las leyes antiterroristas, ya que son la clave que permiten a los teléfono móviles recoger datos para los servicios de seguridad de Estados Unidos. Los senadores fracasaron varias veces, hasta que pudieron pasar a un plan revisado para ampliar las disposiciones clave de la USA PATRIOT Act de EE.UU.

Estas nuevas medidas ya han sido respaldadas por la cámara de los representantes junto con la Casa Blanca. La Agencia de Seguridad Nacional reveló que los registros telefónicos de decenas de millones de estadounidenses estaban siendo recogidos en masa por la NSA.

Anuncios
Anuncios

Un tribunal ya ha pronunciado que eso actos son una práctica ilegal, y que deberán retirarla de la cámara de representantes con una nueva Ley de Libertad que obligará a las compañías telefónicas a conservar los datos e imponer mayores controles sobre cómo se podría tener acceso a esos datos personales.

Pero el problema es que se necesitan una gran cantidad de votos en el Senado para seguir adelante y no hay clara mayoría, ya sea para una extensión de reglas actuales o el nuevo proyecto de ley que ha venido de la cámara. Los libertarios quieren desechar el programa por completo, mientras que los conservadores dicen que se debe mantener como está, sin cambiar nada.

El director de inteligencia nacional de los Estados Unidos, advirtió que permitir que las leyes expiren significaría que los servicios de seguridad perderían una capacidad importante para realizar un seguimientoen EE.UU.

Anuncios

a los terroristas extranjeros.

El senado comenzó su período de sesiones en Washington pocas horas antes de la fecha límite. Antes de la reunión del domingo, el senador republicano Rand Paul, quien es candidato a presidente, dijo que iba a bloquear el movimiento, dando a entender que iba a forzar la expiración del programa ilegal de la NSA. El presidente Barack Obama volvió a advertir que si no se actúa por el Senado, se podría poner en riesgo a todos los estadounidenses.