Del 16 al 23 de junio sindicatos, ONG y organizaciones religiosas de todo el mundo se unirán para reclamar un sistema fiscal internacional justo y al servicio de la ciudadanía en la Semana de Acción Global por la #JusticiaFiscal. El acontecimiento que dará comienzo a esta semana reivindicativa será una acción pública frente a la sede de Naciones Unidas en Nueva York que tendrá lugar hoy; y culminará con el lanzamiento de la Declaración de Lima para la Justicia Fiscal y los Derechos Humanos a nivel internacional el 23 de junio, Día Mundial de los Servicios Públicos.

Las actividades que girarán en torno a esta semana de protesta han sido organizadas por la Alianza Global para la Justicia Fiscal (GATJ, por sus siglas en inglés) contando con la colaboración de otras entidades como ActiónAid, Oxfam, la Federación de Sindicatos Internacional de Servicios Públicos (PSI) o Christian Aid con motivo del inicio de la ronda final de las negociaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo.

Anuncios
Anuncios

También servirán como un preámbulo a la tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, que se celebrará en Addis Abeba (Etiopía) del 13 al 16 de julio con el objetivo de decidir cuál será la forma de financiar la lucha contra la pobreza y la desigualdad. De acuerdo con GATJ, "esta cumbre constituye una oportunidad histórica para rediseñar el sistema fiscal internacional".

De este modo, entre el 16 y 23 de junio, se organizarán múltiples acciones de protesta que irán desde vídeos de apoyo ciudadano a un sistema fiscal internacional justo en América Latina o India hasta actividades de presión dirigidas a los ministros de Economía y Finanzas en países como Irlanda, Reino Unido o Perú. También se buscará una gran movilización en #Redes Sociales con la propagación de imágenes y fotografías de adhesión a la protesta y sus demandas.

Anuncios

Todo ello con el objetivo de mostrar el apoyo ciudadano a un sistema fiscal justo ante los responsables de la toma de decisiones a nivel nacional y ante los participantes en la ronda final de las negociaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo.

Las demandas de la protesta ciudadana se estructurarán en torno a tres grandes ejes. En primer lugar, se buscará la puesta en marcha de soluciones globales al problema de la elusión y la evasión fiscal. Pero no solo eso: las respuestas a este problema deberán ser tomadas democráticamente y de forma igualitaria y justa por todos los países.

En segundo lugar, se perseguirá una mayor transparencia que pasa por que las grandes empresas den a conocer públicamente sus beneficios así como los impuestos que pagan en los diferentes países en los que llevan a cabo su actividad económica. Recientemente la Conferencia de la #ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, en sus siglas en inglés) dio a conocer su nuevo informe sobre el impuesto de sociedades en los países en desarrollo donde revelaba que, aproximadamente, éstos pierden anualmente 100 mil millones de dólares en ingresos fiscales como consecuencia de prácticas de evasión y elusión fiscal llevados a cabo por las empresas.

La tercera demanda hace una llamamiento para poner en marcha políticas fiscales justas que tengan como objetivo financiar servicios públicos como una educación y una sanidad universal, gratuita y de calidad, todo ello con el propósito de erradicar la pobreza, disminuir la desigualdad y conseguir un desarrollo sostenible.

Anuncios

#Evasión fiscal