Es posible que a la próxima cumbre extraordinaria de la CE con el único tema de la agenda - qué hacer con Grecia que es incapaz de pagar sus deudas - Tsipras acudirá con una garantía de préstamo en la manga. Este puede ser el resultado de la visita del primer ministro griego al Foro de Inversión en San Petersburgo. Tsipras ha sido invitado a hacer discurso y su tesis fundamental ha sido que Europa no es "el ombligo del mundo", es el momento de deshacerse de estas ilusiones, el centro del mundo se movió.


Al presidente ruso Tsipras le gustó, era obvio. Se reunieron personalmente justo después de la sesión plenaria del foro, lo que le da otra razón para la especulación sobre el verdadero propósito de la visita del griego a Rusia. Es posible que Tsipras llegó para pedir un préstamo que ayude a su gobierno, al menos, mitigar la crisis de la deuda. En la víspera de su visita, el secretario de prensa del presidente, Dmitry Peskov, dijo que Rusia no descarta la posibilidad de una ayuda a Grecia.


Sorprendentemente, después del foro, el mismo Peskov secamente declaró que no se discutió la cuestión de la asistencia financiera a Grecia en las negociaciones. Se hizo hincapié en el tema de los productos agrícolas: las partes discutieron los suministros que no violan el régimen de sanciones, - agregó Peskov. Sin embargo, esto no significa que Tsipras regresara a Atenas con una resolución de vender melocotones y queso feta, pero sin dinero.


Grecia alcanzó un acuerdo con la petrolera estatal "Gazprom" para participar en el proyecto del gasoducto "Corriente de Turquía", el proyecto financiado 100% por Rusia. Según Spiegel, por la conmutación de flujo y el tránsito del gas, Grecia podría obtener de Rusia de 3.000 millones hasta 5.000 millones de euros. Los fondos que destinará Rusia serán un anticipo contra los ingresos futuros de Grecia por el tránsito de gas ruso a través de su territorio a Europa. "Serán los fondos prestados" - subrayó el Ministro de Energía ruso.


La cautela con que Moscú y Atenas discuten el tema de la ayuda financiera, es bastante comprensible. Rusia se enfrenta a la decisión de Europa de privarla de su capacidad de utilizar la energía como un arma contra los estados vecinos y Grecia, por su parte, siendo miembro de la UE, se está enfrentando a la misma por su negativa e incapacidad de pagar las deudas y considerada un gorrón en la prospera familia europea.


Respecto a Tsipras, como señala The Guardian, se arriesga a convertirse en un "idiota útil", el término que desde la época soviética fue utilizado para determinar a los ciudadanos occidentales que simpatizan a la URRS, y expresa la actitud hacía ellos. "No es nada malo para un político occidental visitar Moscú", -explica The Guardian. "Pero tenga cuidado con qué dice y hace usted mientras esté en la capital rusa. El riesgo de una visita a Rusia es que usted puede ser tomado por el idiota útil y consecuentemente explotado en sus intereses".
#Unión Europea