Esto supone un cambio de tendencia respecto al año 2008, cuando se había acumulado un descenso del 18% en el número de nacimientos. De ello ha dejado constancia la estadística del Movimiento Natural de la Población difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos provisionales de 2014.

La tasa bruta de natalidad se situó el año pasado en 9,1 nacimientos por cada mil habitantes, igual que en 2013, por lo que se detiene así la pendiente decreciente que se inició en 2008. Esto anima a comentar algunos datos interesantes respecto a los últimos años:

El INE ha hecho públicos los nombres que los españoles eligen con mayor frecuencia para los bebés nacidos el año pasado. Para los #Niños se decantaron por Hugo, y en el caso de las niñas por Lucía.

Anuncios
Anuncios

El número de casamientos también aumenta. El año pasado contrajeron matrimonio 158.425 parejas, un 1,3% más. De los cuales, 3.300 fueron entre parejas del mismo sexo. La edad media para el matrimonio continua siendo elevada, situándose en 34 años para las mujeres y alrededor de los 37 para los hombres.

Tendencia a retrasar la edad media de la maternidad. Las madres españolas eligen tener su primer hijo una vez pasada la treintena, hacia los 32 años de edad. Sin embargo, crece ligeramente el número de hijos por mujer, pasando del 1,27% al 1,32%.

Ahora comentamos algunas excéntricas estrategias adoptadas por países con una baja natalidad en su intento por incrementar entre sus ciudadanos el número de niños y jóvenes:

Corea del Sur tiene una tasa de natalidad relativamente baja, por lo que el estado ha implantado el "día familiar".

Anuncios

Una vez al mes todas las oficinas públicas apagan las luces a las 19:00 en punto, para incentivar desesperadamente que sus empleados se vayan a casa pronto y mantengan relaciones sexuales con sus parejas.

En Rusia se llegó a implantar el Día Nacional de la Concepción, en el que si una mujer llegaba a tener un hijo ese mismo día podría ganar un frigorífico, un coche o dinero.

Japón no deja de sorprendernos, y en su intento por mejorar las cifras han inventado un robot en la Universidad de Tsukuba que llora, ríe, tiene mocos e interactúa con las futuras madres como una especie de bebe mecánico.  #Unión Europea