El francés Dominique Strauss-Kahn, conocido en su país por las siglas DSK, que no pasaba de ser uno más de los Presidentes del FMI (Fondo Monetario Internacional), siniestro conglomerado para la mayoría de la gente humilde europea, y que podía ser un firme candidato a la Presidencia de Francia frente a Nicolas Sarkozy, vio cómo se le hundía su carrera política y su sillón en el FMI en mayo de 2011 por un extraño y grave incidente sexual en el Hotel Sofitel de Nueva York, con acusaciones de violación, que le llevó a estar varias semanas en arresto domiciliario en NY hasta que fue absuelto.

Dicho incidente, ya conocido de sobra por el mundo entero, tuvo muchos momentos que rozaban la conspiración política, de película de espías y algo más.

Anuncios
Anuncios

Se llegó a rumorear que Sarkozy había manejado los hilos en la sombra para desacreditar a DSK, algo que conociendo la Política francesa, sería algo muy creíble, pero de todas maneras no pasó de ahí la cosa.

Ya de vuelta en su país, DSK intentó rehacer su vida, pero vio que su mujer, la periodista Anne Sinclair, hasta entonces fiel apoyo de su marido mientras era juzgado en EEt.UU., pedía el divorcio y le abandonaba. Poco después se supo que ella, al poco de dejarle, ya estaba emparejada con otro "pez gordo".

Pero el calvario no acabó para DSK. En el Hotel Carlton de Lille, ciudad francesa al Norte de París y en donde se rodó la película "La vida de Adèle", ganadora en Cannes, hubo varias orgías con prostitutas, y parece ser que nuestro hombre estaba por allí, no podía ser otro. Se le imputó junto a un montón de gente importante y empezó el juicio, en él se ha oído de todo, desde el sadismo que las chicas sufrieron de parte de sus clientes, DSK incluido, y él mismo ha acabado absuelto de cargos como proxenetismo.

Anuncios

El juez Bernard Lamaire dijo: "Tuvo un comportamiento de cliente no sancionable, según la Ley". Es decir, que fue sólo un cliente más en aquello, ni siquiera las pagó él. DSK se defendió durante el juicio vehementemente y negó todas las acusaciones. Después de la sentencia, dejó a su abogado defensor, Henri Leclerc, que diera la cara por él ante la Prensa. Sólo ha habido un condenado, René Kojker, ex Director de Relaciones Exteriores del Hotel Carlton, condenando a un año de cárcel con cargos.

Ahora, toda Francia se pregunta qué pasará ahora con él, si esto le animará para volver a la Política. En Internet, un lector decía: "Él hubiera sido mucho mejor Presidente que Hollande". El ex Ministro de Cultura Jack Lang es optimista, y le ve pronto de vuelta. Hollande tuvo otros líos amorosos y sexuales, pero más comedidos.

Pero Francia siempre tuvo debates contradictorios cuando DSK fue detenido en Nueva York, dividiéndose entre los partidarios de que fuera juzgado por que su comportamiento era una vergüenza nacional y los que, conociendo el antiamericanismo francés, no admitían juicios morales de ese país, igual que pasó con el cineasta Roman Polanski, al que también se atacó y defendió a partes iguales frente a los "hipócritas" EE.UU.

Anuncios

Este caso coincide con el debate desde hace un año en Francia de una nueva Ley que endurecerá las penas contra la prostitución. Dicha Ley, en trámite tanto en el Senado como en la Asamblée Nationale, ha tenido muchísimas enmiendas, ya que al principio quería el Gobierno Valls que fuera una Ley abolicionista, como en Suecia, pero incluso las mujeres de la oposición han pensado que se deben buscar otras vías. #Unión Europea