Finalmente, se cumplió el plazo para las inscripciones de los candidatos a las #Elecciones nacionales en Argentina. Con la sorpresa de que Cristina Fernández de Kirchner no ocupará ningún lugar en las listas.

Su partido, el Frente para la Victoria, ha confirmado a Carlos Zannini como candidato a vicepresidente en la fórmula combinada con Daniel Scioli. Esta decisión, revienta por los aires a las especulaciones de que Scioli "podría" hacer un cambio de timón en la política y economía argentina, luego del 10 de diciembre, si llegara a la presidencia.

Carlos Zannini, es un hombre muy cercano a la presidenta Kirchner, ideólogo de varios proyectos y políticas ejecutadas en estos últimos 12 años a nivel nacional.

Anuncios
Anuncios

Es quien garantiza "la continuidad" del modelo actual del país. Las distintas listas en el orden legislativo las integran diferentes funcionarios como: Axel Kiciloff, Eduardo De Pedro, Julio De Vido, entre otros.

Opina el periodista Jorge Fernández Díaz que "después del 10 de diciembre se vendría un congreso fuertemente dividido, con mayoría oficialista. El próximo presidente tendrá que "pedirle permiso para todo" al congreso. Algo que no pasó en los últimos años, donde el poder ejecutivo ordenaba y todos ejecutaban. Le sacarán los súper poderes y la emergencia económica al nuevo presidente".

Hay algo que plantea la historia Argentina reciente: "quien tiene el poder hace su juego". Así es como Carlos Menem traicionó a Eduardo Duhalde sin apoyarlo para que fuera su sucesor en las presidenciales de 1999.

Anuncios

Eduardo Duhalde se la "devolvió" en las presidenciales del 2003, cuando en vez de hacer una interna en el partido justicialista, promovió que 3 candidatos de ese partido fueran a la elección presidencial abierta. Duhalde nombró su "delfín" a Néstor Kirchner. Néstor Kirchner una vez alcanzada la presidencia en 2003, relego a su "padrino", Eduardo Duhalde. Ganó las elecciones parlamentarias de 2005 y lo segregó definitivamente.

¿Hará Scioli algo parecido? Por más que parezca que "acompaña" el proyecto. La realidad se ve, cuando llegan a al poder. Tranquilamente los "parlamentarios" oficialistas candidatos de hoy, pueden ser "sciolístas no cristinístas" mañana.

¿Podrá Cristina Fernández controlar el poder desde las sombras? Tampoco se sabe. Aunque haya puesto a funcionarios de su confianza en puestos claves en distintos organismos nacionales, provinciales, judiciales. ¿Qué garantía tiene de que "mañana", no le "recen" lealtad a el gobernante que llegue a la presidencia? Sea Daniel Scioli, u otro candidato de otro partido, el ganador.

Anuncios

Son preguntas que el correr de los meses se sabrán. Por último, de cara a las elecciones de agosto. Tampoco tiene plena certeza de que muchos votantes "sciolístas puros", aprueben a Carlos Zannini como vice. Porque hasta hace un par de días, Scioli era visto por muchos como "la continuidad, con varios cambios" y Carlos Zannini, representa "la continuidad, así como está".

En otra nota, hablaremos de otros candidatos de otros partidos. Los temas irán variando a medida que las nuevas noticias vayan surgiendo. Porque Argentina es un país que políticamente pasan muchas cosas. Pero lo más importante, es que nos vamos despertando #Gobierno