El proyecto de la autopista eléctrica de Muy Alta Tensión (MAT), financiado por la Unión Europea, que atraviesa los Pirineos desde Marsillón, en el sur de Francia, hasta Sabiñánigo, en el norte de España, pone en pié de guerra a los ayuntamientos, grupos ecologistas y políticos.

Los alcaldes de las poblaciones afectadas por el paso de la autopista eléctrica se quejan de la falta de información con respecto al proyecto. Los grupos ecologistas y Plataformas ciudadanas inician una campaña de información a la población afectada.

Los gobiernos francés, luso y español, en el marco de la "Cumbre para las Interconexiones energéticas España-Francia-Portugal-Comisión Europea-BEI", han pactado un proyecto de transporte de energía eléctrica que, de llevarse a cabo, afectarían gravemente, según los ecologistas, zonas protegidas y de alto valor ecológico, tanto en el Pirineo aragonés, como en el Pirineo francés.

Anuncios
Anuncios

La línea MAT tendrá un presupuesto inicial de 1.200 millones de euros, afectando al Parc National des Pyrenees, y a las zonas turísticas de Formigal y Valle de Tena, cuya principal actividad económica está centrada en el turismo de invierno y de montaña.

La ausencia de información a propósito del trazado de la MAT, preocupa de forma especial a la población de Sabiñánigo y los habitantes del Valle de Tena, que ven peligrar su futuro económico. Sabiñánigo acogería una importante subestación eléctrica.

Ecologistas en Acción ha puesto en marcha una campaña de información a la población afectada. En su comunicado el grupo ecologista afirma que: "Estas infraestructuras sólo deberían realizarse en caso de un beneficio social real y cuando no existan otras alternativas". Los usuarios de los servicios eléctricos no obtendrán beneficio alguno en sus facturas, sin embargo, el coste en forma de contaminación, residuos, perdida de ecosistemas y salud en general recaerá directamente sobre las poblaciones afectadas tanto francesas como españolas.

Anuncios

Uno de los temas importantes consiste en el tipo de transporte con el que se llevará a cabo. El presidente español, Mariano Rajoy, afirma que el trazado será soterrado. Sin embargo, José Ángel Pérez Marcuello, ingeniero de la compañía eléctrica Endesa, afirma que el trazado soterrado tiene un grave problema, ya que atrae los fenómenos atmosféricos de descargas eléctricas y la zona de mayor actividad eléctrica del planeta se encuentra precisamente en el lugar previsto para hacer la línea de Muy Alta Tensión. Este trazado incrementaría gravemente el riesgo de incendio en una zona de máxima vegetación y núcleos aislados, tanto en Francia como en España. La opción de trazado aéreo supondría un gravísimo impacto sobre el paisaje y, por consiguiente, de la economía de la zona.

En las próximas semanas está previsto que existan mesas informativas y debates sobre el proyecto, entre los afectados de Francia y España. #Ecología