LightSail es un proyecto la Sociedad Planetaria, uno de los grupos sin fines de lucro más importantes del mundo, financiado con donaciones de los ciudadanos.

Este miércoles 20 de mayo, se envió la primera de las dos pequeñas naves espaciales que orbitarán la Tierra con velas reflectoras.

Las velas solares utilizan la energía del sol como método de propulsión. Los fotones de la luz viajan como un paquete de energía, impulsando las velas que los captura mediante espejos que tiene sobre la superficie de las ligeras velas. La aceleración resultante es pequeña pero constante. A diferencia de los cohetes químicos que proporcionan un empuje corto, cuando hace las explosiones, las velas solares tienen una velocidad continua y la alta velocidad dura más tiempo.

Anuncios
Anuncios

Esta primera nave es la prueba de fuego para el envío de la próxima, que será en el año 2016. La fundación privada ha trabajado durante años sobre el proyecto del fallecido astrofísico Carl Sagan, gran divulgador que ya en el año 1976 estudió la posibilidad de una nave propulsada por el viento solar.

La pequeña nave que se envió al espacio es de tan sólo 30 centímetros de largo, pero el secreto y la tecnología de vanguardia está dentro. Los paneles solares se abren y dan la energía a los sistemas electrónicos para que despliegue sus cuatro velas triangulares abarcando un total de 32 metros cuadrados.

La composición de las velas es de un material llamado tereftalato de poetileno, que le da muy buena resistencia y sobre todo durabilidad, todo con sólo 4,5 micras de espesor, algo así como la cuarta parte del grosor de una bolsa de la basura.

Anuncios

El lanzamiento se hizo en un cohete Atlas V, desde Cabo Cañaveral, junto a otro pequeño satélite que tomará fotos de la nave, y también aprovechando este lanzamiento se pondrá en órbita un dron del ejército estadounidense, que es secreto, pero que cada vez es menos secreto.

Varias estaciones desde la Tierra están encargadas de medir la cantidad de energía que le llega a las velas del LightSail, que estará orbitando a 720 kilómetros de altura.

La fundación The Planetary Society, sigue con su campaña de financiación para su mayor proyecto del año que viene y para seguir con las investigaciones. En su página web se puede seguir el evento.

Para los friki ¿no se parece al velero solar de la película Star Wars episodio II? #Estados Unidos #Investigación científica #NASA