Quien lidera todas las encuestas, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, es una persona fiel al kirchnerismo. Se dedicaba a las carreras de motonáutica, hasta que, atraído por el ex presidente Carlos Menem, fue elegido diputado nacional en 1997, presidiendo luego la comisión de deportes. Fue reelegido en 2001, pero en 2003 Néstor Kirchner lo elige para que sea su compañero de fórmula.

En 2007 y 2011 ganó la gobernación de Buenos Aires. Su discurso alejado de la izquierda le creó un fuerte rechazo del progresismo kirchnerista, por ejemplo cuando pidió por la baja de la edad de imputabilidad para chicos desde los 16 años.

Anuncios
Anuncios

Además, la policía bonaerense también fue foco de serias críticas, ya sea por su escasa preparación como por su corrupción.

Su primer rival en la interna es Florencio Randazzo, quien entró en la política nacional a partir de su elección en 1995 como diputado nacional, siendo reelegido cuatro años después. Luego trabajó en la provincia de Buenos Aires, ya sea como Jefe de Gabinete o como secretario de modernización del Estado, demostrando que su figura era más técnica que política, siendo un hombre clave del anterior gobernador bonaerense, Felipe Solá.

Sin embargo, empieza a figurar a partir de 2007 al ser designado como Ministro del Interior, caracterizándose su gestión por el nuevo Documento Nacional de Identidad, la Reforma Política que implementó las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Anuncios

Cobró proyección presidencial a partir de la unión de su ministerio con el de transporte, donde renovó íntegramente la flota ferroviaria del área metropolitana.

El principal rival es el Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri. Empezó siendo presidente del club Boca Juniors ganando las #Elecciones en 1995, con un palmarés nada despreciable, logrando 11 títulos internacionales en 8 años. A partir de 2007, y gracias a un fuerte aparato mediático, ganó las elecciones para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, reteniéndola cuatro años más tarde y ganándole en ambas oportunidades a Daniel Filmus, del kirchnerismo.

Lo más reconocido de su mandato es el aliviador del arroyo Maldonado, para que la zona norte no se inunde, las bicisendas y el Metrobus. También fue el creador de la Policía Metropolitana pero le valió de críticas por estar llevado adelante en un principio por Jorge Palacios, acusado de numerosos crímenes. Otras críticas pasaron por licitaciones poco claras, cierre de centros culturales, baja de los presupuestos de salud y sub ejecución de los presupuestos de educación.

Anuncios

El último candidato con chances de ganar es el diputado Sergio Massa. Empezó su militancia en el partido derechista Unión del Centro Democrático, pasando al Partido Justicialista de la mano del ex presidente Carlos Menem. Luego de la crisis del 2001, el presidente interino, Eduardo Duhalde, lo designó al frente de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) manteniéndose allí durante el kirchnerismo.

Entre 2007 y 2010 alternó la intendencia de Tigre con la Jefatura de Gabinete nacional, pero luego la relación con el kirchnerismo empezó a flaquear y pasó de ser uno de los más fuertes defensores del modelo a ser el principal opositor del mismo. En 2013 ganó las elecciones legislativas en Buenos Aires y desde entonces empezó su construcción política con la intención de convertirse en presidente.

Entre estas cuatro personas estará el próximo presidente de los argentinos.