Este 9 de agosto y 25 de octubre, son las elecciones presidenciales argentinas, las primarias y las generales, y los preferidos de la gente van quedando más delimitados. Dos proyectos de país se medirán en donde la consigna estará entre la continuidad y el cambio, aunque esto no pareciera ser tan así.

Casi todas las encuestas coinciden en colocar al oficialista Frente para la Victoria como la primer fuerza a nivel nacional. Si bien hay muchos candidatos, hay solamente dos con posibilidades reales de llegar a las generales. Por un lado, el Gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, parte con una ventaja en la interna obteniendo un 24% según la consultora Poliarquía.

Anuncios
Anuncios

Scioli representa una imagen más consensual y dialoguista, dispuesta a discutir con los candidatos de derecha, mientras que el Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, representa una línea perteneciente al núcleo duro del kirchnerismo, con un discurso más confrontativo y estaría obteniendo un 12%. La polarización al interior del FPV es clara al punto de que entre ambos candidatos se quedan con el 93% de los votos kirchneristas.

La segunda fuerza política es la ganadora de las elecciones en la Capital Federal, el PRO, liderado por el actual Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri. A pesar de tener una visión muy porteña, lograron, de a poco, empezar a construir territorialidad en el interior del país, convocando a figuras conocidas mediáticamente y forjando alianzas bien cuidadas.

Anuncios

En este punto el PRO se quedó con la victoria en la elección primaria de Santa Fe, y con grandes chances de quedarse la gobernación.

Sin embargo Macri tendrá que enfrentar una interna, ya que se unió con la Unión Cívica Radical, el partido centenario, con presencia en todo el territorio nacional pero un bajo caudal de votos. Por ahora, quien lidera la UCR es el senador Ernesto Sanz, y probablemente sea quien compita en la interna. Sin embargo la diferencia entre ambos es muy grande, ya que mientras Macri obtiene un 24,5%, Sanz apenas araña el 2%.

Más rezagado quedó el diputado Sergio Massa, ex kirchnerista y fundador del Frente Renovador. Esta fuerza, creada en tiempo récord, venció al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires en las #Elecciones legislativas de 2013 lo que le dio a Massa proyección para candidatearse a la presidencia, y a través de esos resultados muchos dirigentes se pasaron a sus filas, pero este crecimiento, a diferencia del de el PRO, fue de manera abrupta y poco responsable, sumando dirigentes contradictorios ideológicamente y que, a las primeras de cambio abandonaron el barco.

Anuncios

Hoy Massa está tercero con un 17,6%.

La centro izquierda, nucleada en el Frente Progresista, conformada por el Partido Socialista y GEN, postulará a la diputada Margarita Stolbizer, mientras que la izquierda más fuerte estará nucleada en el Frente de Izquierda, alianza entre el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialista, que postulará al diputado Jorge Altamira, del PO, aunque los buenos resultados de Nicolás del Caño en Mendoza hace que el PTS presione por una interna. De cualquier manera, ambas fuerzas están rondando el 3% de los votos.

La polarización de encuestas realizadas desde el 2013 mostró como los únicos candidatos con chances de ganar a Scioli, Massa y Macri, y ese discurso se reprodujo hasta el hartazgo, al punto que terminan siendo los tres candidatos con más chances de ganar la elección, pero todavía falta mucho por decidir.