Malia Obama, ha cumplido dieciséis años, es una chica muy guapa, y ha obsesionado al abogado keniata, Felix Kiprono, y cuando el presidente Obama llegue a Kenia en julio, él tiene una gran propuesta para hacerle.

Según informó Yahoo News, Felix Kiprono dijo que estaba dispuesto a pagar 50 vacas, 70 obejas y 30 cabras con el fin de cumplir su sueño de casarse con la primera hija del presidente Obama. Ella me interesa desde el 2008 -dijo Kiprono- a una entrevista con el periódico The Nairobian.

En ese momento el presidente era candidato a la oficina de la Casa Blanca por primera vez y Malia tenía solo 10 años de edad.

Anuncios
Anuncios

El abogado se reafirma diciendo que "como cuestión de hecho, no he salido con nadie desde entonces, y la promesa de serle fiel a ella no la he roto. He compartido esto con mi familia y ellos están dispuestos a ayudar con el precio de la novia".

Kiprono también restó importancia a las afirmaciones de la fortuna de los Obama. La gente puede decir que estoy detrás del dinero de la familia -declaró- pero no es este el caso. Mi amor es real. Actualmente estoy redactando una carta al presidente Obama -siguió agregando el abogado- pidiéndole que por favor cuando venga a Kenia, que traiga a Malia de acompañante. Espero que la embajada envíe la carta a él. Voy a entregarlo a la embajadora de #Estados Unidos con la que he interactuado varias veces.

En cuanto a lo que haría si Malia por alguna razón extraña (seguro no pasará de la simple anécdota), acepta esta propuesta, él ya tiene todo planeado.

Anuncios

Primero va a sorprenderla con las tradiciones Kalenjin, que consiste en mursik (una bebida de leche agria) y le pondrá una corona de flores de una planta sagrada en la cabeza. Vivirá en tierras cerca de donde viven sus padres, líderes y guerreros, Kapkatet se llama el sitio. Tendrán una vida sencilla y él mismo le enseñará a ordeñar las vacas, cocinar y preparar el mursik, como cualquier otra mujer de Kalenjin.

Según dijo The New York Times, el precio de la novia es el equivalente a cinco años de salario del novio. Parece prometedor. #Amor a prueba #Ocho apellidos vascos