Yanis Varoufakis, el correoso ministro de finanzas griego, su mujer Danae Stratou y una amiga que les acompañaba, se encontraban cenando en un restaurante de Exarhia, un barrio del centro de Atenas, cuando se vieron rodeados por un grupo de personas encapuchadas.

Se trataba de un grupo de anarquistas y militantes de extrema izquierda que, entre gritos, amenazas e insultos les exigieron que abandonaran su barrio. Exarhia es un barrio popular, frecuentado por grupos de anti-sistema y anarquistas, donde se han desarrollado frecuentemente manifestaciones y enfrentamientos con la policía. Desde la llegada al poder de Syriza, se han multiplicado los incidentes con este tipo de grupos, que incluso han llegado a ocupar la Universidad de Atenas durante casi tres semanas, teniendo que ser desalojados por la policía.

Anuncios
Anuncios

El político contó como su mujer le ha abrazó dando la espalda a los alborotadores e interponiéndose entre ellos y él. "Creo que su objetivo era obligarme a salir corriendo en una manera poco digna, pero no puedo confirmarlo porque Danae se puso encima de mi, por lo que la habrían golpeado a ella antes de alcanzarme".

Después de unos interminables instantes de tensión y sin que nadie resultara herido, los agresores salieron a la calle y le esperaron en la puerta del restaurante. Cuando salió el político mantuvieron una acalorada discusión. "Les he dicho que quería hablar con ellos...", ha explicado Varoufakis,"... después de unos quince minutos de conversación intensa pero no violenta se han calmado y nos hemos marchado sin ningún tipo de amenaza".

Se da la circunstancia de que el ministro griego acaba de ser sustituido como negociador ante la Troika después de provocar infructuosas tensiones con el Eurogrupo, por lo que puede decirse que acaba de conseguir su mayor éxito como negociador: ha conseguido salir ileso de un restaurante ante el acoso de los anti-sistema.

Anuncios

Quizá debería haberse planteado acudir acompañado de su esposa a las reuniones con el resto de líderes europeos. #Unión Europea