La importancia de una buena comunicación es fundamental. Por ello Javier con 3500 horas de vuelo a sus espaldas como piloto comercial detalla que todas las acciones que realizan durante el vuelo son comprobadas por ambos tripulantes con el objetivo de minimizar los errores.

Desde el detalle más pequeño se supervisa y se sostenta a través de ejercicios de seguridad como por ejemplo, comer diferentes menús durante el vuelo para que en el caso de que la comida no esté en buen estado solo afecte a uno de los tripulantes en cabina.

Herramienta esencial también en el trabajo del controlador aéreo que consiste en la toma continua de decisiones sobre el movimiento de las aeronaves y responde de cada decisión frente al avión y también frente al resto de sus compañero.

Anuncios
Anuncios

Su función es llevar los aviones de un sitio a otro en función de sus requerimientos y llegan a mover más de 70 aviones a la hora, "como si fuera un gran baile. Y nadie debe pisarle el pie al otro", explica un CTA de radar.

Por ello la comunicación entre controladores no puede faltar para coordinarse mutuamente y funcionar como un auténtico equipo para así transmitir a las distintas aeronaves que entran dentro de su ámbito de jurisdicción comunicaciones que, por seguridad, quedan grabadas y custodiadas.