Volar no es sencillo. Se exige pasar un reconocimiento médico inicial incluso antes de poder empezar la formación y la instrucción en vuelo. Este primer reconocimiento es de carácter extensivo y cubre tanto aspectos físicos como psicomotrices a pruebas psicotécnicas conjuntamente con psiquiatras especializados.

Una vez obtenido este permiso inicial, éste debe revalidarse anualmente realizando un reconocimiento médico con un Médico Examinador Aéreo (AME)", explica Javier Castell, Graduado Superior en Aviación Comercial y piloto modelo Airbus A320.

En el caso de pilotos privados como Álvaro los reconocimientos tienen lugar cada cinco años y consisten en realizar análisis de sangre y orina, test de audición, reconocimiento ocular y test psicológico.

Anuncios
Anuncios

En el aspecto psicológico, se trata de averiguar si en el ámbito familiar del paciente ha habido precedentes de depresiones u otro tipo de patología que afecte al comportamiento humano.