Al menos 37 personas han muerto como consecuencia de las fuertes lluvias y vientos que azotaron el noroeste de Pakistán el pasado domingo. La intensidad de la tormenta ha sido tan fuerte que muchos árboles han sido arrancados y varios edificios han sido inundados.

La tormenta ha dejado a más de 200 personas heridas según el ministro provincial de Mushtaq Ghani.Según Lutfur Rehman, un funcionario encargado de la gestión de desastres locales el viento llego a alcanzar los 120 kilómetros por hora.

En Pakistán suele presentarse este tipo de lluvias durante la temporada del monzón en junio y julio por lo que tomó por sorpresa a todo el mundo según afirma el funcionario antes mencionado.

En la provincia de Kyber Paktunkhwa, con capital en Peshawar se ha declarado el estado de emergencia, poniendo todos los hospitales al servicio de las personas afectadas.

Anuncios
Anuncios

La lluvia comenzó el domingo por la tarde causando graves daños a toda la infraestructura de la región. Por ello todas las operaciones de vuelo programadas en el aeropuerto de Peshawar fueron suspendidas debido a la copiosa tormenta que imperaba aquel día. El ejercito paquistaní ha tomado cartas en el asunto y por ello ha enviado soldados a la zona para poder iniciar las operaciones de rescate y socorro que por desgracia no se pueden llevar a cabo en las condiciones mas optimas debido a las grandes dificultades que presenta el terreno como las diversas carreteras sumergidas. Varios vehículos han tenido que lidiar con los diversos árboles y postes eléctricos que se encontraban por los suelos.



Cabe destacar la labor de varios ciudadanos que llevaban a algunos heridos en la parte trasera de sus coches hasta el hospital para ser atendidos.

Anuncios

A pesar de ello personas como Ansar Khan piden ayuda debido a situaciones críticas como la de su familia que se encuentra enterrada bajo los escombros de un edificio derrumbado.

Esperemos que la situación vuelva a la normalidad y no pasen situaciones como la que está atravesando Nepal actualmente en la que las numerosas dificultades presentadas a la hora de llevar a cabo las labores de auxilio se están cobrando la vida de numerosas personas. #Supervivientes