El 24 de abril se cumplen dos años desde que tuvo lugar el hundimiento de la fábrica textil Rana Plaza en Dacca (Bangladesh). En dicho accidente perdieron la vida 1.134 personas y más de 2.500 resultaron heridas. A pesar de que se han dado significativos pasos para mejorar las condiciones laborales de los/as trabajadores/as de la industria textil en Bangladesh, las empresas transnacionales aún se muestran reticentes a pagar las indemnizaciones que les corresponde a las víctimas.

En enero de 2014 se creó, a través del Acuerdo Rana Plaza, el Fondo Rana Plaza que tenía como objetivo recoger aportaciones de las empresas internacionales y de otras partes para indemnizar a los/as afectados/as.

Anuncios
Anuncios

Se cuantificó que la cantidad necesaria para poder llevar a cabo esta labor sería de 30 millones de dólares. Sin embargo, dos años después desde que tuvo lugar el accidente, tan solo se han conseguido recaudar 24 millones de dólares, cantidad insuficiente para poder indemnizar a las familias de las víctimas mortales y para costear las pérdidas de ingresos y gastos médicos de quienes resultaron heridos.

El pasado viernes Benetton fue la última empresa en anunciar su aportación al Fondo de Rana Plaza con 1,1 millones de dólares, a pesar de que desde distintos sindicatos y organizaciones no gubernamentales se le exigía una contribución de 5 millones de dólares. De acuerdo con Eva Kreisler, coordinadora de la campaña Ropa Limpia en España, liderada por SETEM, "los pagos que han hecho la mayoría de empresas han sido claramente insuficientes porque, si no, no estaríamos después de dos años sin haber llegado a los 30 millones que se necesitan.

Anuncios

Ya hay en torno a unas 5.000 reclamaciones de pago que han sido revisadas y aprobadas por el Comité de Coordinación de Rana Plaza y ahora lo que falta es que haya dinero en eso fondo". En este sentido, tan solo Primark y Loblaw han contribuido de manera significativa al Fondo Rana Plaza.

Por ello, durante todo el 24 de abril, con el objetivo de recordar a las víctimas de Rana Plaza, de seguir exigiendo mayores aportaciones al Fondo Rana Plaza por parte de las empresas y de que aquellas que no lo han hecho realicen por fin su contribución, se prepararán distintas movilizaciones por todo el planeta. En España, SETEM ha organizado distintas actividades en Madrid, Barcelona, Bilbao, Vitoria y Donostia.

Algunos avances

Desde que tuvo lugar el accidente de Rana Plaza, el avance más significativo producido en la industria textil en Bangladesh ha sido la firma del Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Sistemas contra Incendios en Bangladesh, de carácter vinculante legalmente, que, hasta la fecha, ha sido suscrito por más de 200 empresas de 22 países.

Anuncios

Como explica Kreisler, es importante que las empresas suscriban este acuerdo porque, entre otros aspectos, en el momento de hacerlo, éstas deben proporcionar un listado con sus proveedores.

Este hecho implica que las fábricas en las que se produce la ropa en Bangladesh serán inspeccionadas para comprobar que cumplan con unos mínimos de seguridad. "Ahora mismo el acuerdo cubre en torno a unas 1.600 fábricas. Ya se han inspeccionado un poco más de 1.250 y se han adoptado planes para corregir las deficiencias encontradas", indica Kreisler. En este sentido, se han encontrado 19 fábricas que han tenido que ser evacuadas porque no cumplían dichas condiciones de seguridad, de las cuales 9 volvieron a abrir tras realizar las reformas pertinentes. Además, el resultado de las inspecciones es de acceso público a través de la página web del acuerdo. #Manifestación #Efemérides #ONU