Una importante escuela de élite, Heshui No2, situada en China ha tomado una drástica medida que no ha dejado indiferente a nadie. Han cerrado las ventanas de las clases y las han provisto de barrotes, convirtiéndolas así en una especie de celdas de cárcel para prevenir así suicidios por parte de los estudiantes de dicha escuela.

El centro es muy famoso debido al prestigio que ha adquirido a base de altísimos resultados por parte de sus alumnos pero también ha despertado la polémica por la muerte de dos chicos en octubre y marzo debido a que se arrojaron por las ventanas ahora modificadas. La medida, conocida a través de las redes sociales mediante las fotos que se han ido publicando no ha sido bien recibida por muchos sectores. De hecho, antiguos funcionarios de la #Educación han mostrado su descontento comparando el centro con antiguos campos de prisioneros.



El exportavoz del ministerio de educación de China, Wang Xuming, ha manifestado su oposición hacia este tipo de centros a los que califica como "fábricas a las que hay que mantener fuera del mercado".

Anuncios
Anuncios

Debido a la gran cantidad de estudiantes que hay en China, el sistema educativo es muy competitivo y si a eso le sumamos las pocas plazas que hay en la universidad y la cantidad de personas interesadas en ingresar en ella nos encontramos con escuelas como la antes mencionada encargada de sacar el máximo provecho con unos métodos muy estrictos.

Entre ellos podemos encontrar unas jornadas durísimas de estudio. En Heshui No2 van desde las 5:30 de la mañana hasta las 10 de la noche en los que no se escapan ni las horas de ir al baño, horas reguladas por turnos. El centro, a sabiendas de la gran cantidad de opiniones negativas que ha recibido debido a la instalación de estos sistemas de seguridad, ha empezado a decorar los elementos represivos con carteles en los que se insta a no perder el tiempo para así seguir estudiando.

Anuncios

A pesar de la polémica suscitada muchos padres consideran estas escuelas como una oportunidad para los jóvenes sin recursos que quieren salir a delante.