Hackers rusos que tuvieron acceso al sistema informático de la Casa Blanca el año pasado, fueron capaces de leer e-mails no clasificados del presidente Obama, el New York Times lo ha anunciado. Dijeron que el incumplimiento era mucho más intrusivo y que lo admitieron previamente.

Las autoridades de EE.UU. han reconocido que información sensible estaba en el sistema de no clasificados a los que accedieron los hackers. El descubrimiento de la piratería en octubre, llevó a un cierre parcial del sistema de correo electrónico de la Casa Blanca durante un largo tiempo.

"Los hackers, quienes entraron audazmente en las entrañas del sistema de no clasificados del Departamento de Estado, no parecen haber penetrado en los servidores muy bien protegidos que controlan el tráfico de mensajes de la BlackBerry de Obama, que él o un ayudante llevan constantemente", según publicó el New York Times.

Anuncios
Anuncios

Pero los hakers obtuvieron acceso a los archivos de correo electrónico de personas que trabajan dentro de la Casa Blanca, y tal vez algunos de fuera, con quien Obama o algunos empleados se comunican regularmente. De esas cuentas, llegaron mensajes de correo electrónico que el presidente había enviado y recibido.

El periódico citó a funcionarios de la Casa Blanca diciendo que no hay redes que se vieran comprometidas, y que los hackers no accedieron a ninguna información clasificada. Muchos altos funcionarios tienen dos computadoras en sus oficinas, una que trabaja en una red clasificada altamente segura y otra para comunicaciones no clasificadas.

Sin embargo, dicen que los funcionarios han admitido que el sistema de no clasificados a menudo contiene información que se considera muy sensible, incluidos los intercambios de correo electrónico con los embajadores y diplomáticos, el debate sobre la política y futuros despliegues de personal y la legislación.

Anuncios

Este ciberataque por parte de los hackers rusos ha puesto en evidencia la seguridad de la Casa Blanca, haciendo que muchas personas duden sobre la seguridad de sus datos privados como los de su propio país, algo que tendrá que tratar que explicar el presidente Obama en los próximos días. Algunos de los funcionarios citados por el New York Times dicen que la intrusión cibernética en la Casa Blanca en octubre fue vista como una violación grave de seguridad y que posiblemente el gobierno tomará cartas en el asunto. #Estados Unidos